Futuro

El edificio más alto del mundo flotará por encima de la Tierra colgado de asteroides

La casita de los abuelos de Up llevada a la estratosfera

Callejuelas pequeñas, ciudades cada vez más congestionadas, poco espacio para vivir, minipisos ratonera, coches, agobio, contaminación, turistas, cemento, ladrillos, MÁS TURISTAS... si alguna vez te han entrado ganas de escapar de esta realidad distópica, preparar una maleta y marcharte al campo a dedicarte a la vida contemplativa, quizás te convenza la propuesta de este estudio de arquitectura estadounidense.

Porque estos arquitectos, ganadores del concurso de la NASA para crear una casa en Marte, han encontrado lo que parece ser la solución perfecta para nuestra vida de mierda: un rascacielos futurista sostenido por asteroides que flota por encima de nuestras cabezas.

Repetimos: un rascacielos futurista sostenido por asteroides que flota por encima de nuestras cabezas.

Suena a ciencia ficción pero no lo es. El estudio de arquitectura Clouds AO presentó recientemente el proyecto Analemma Tower, una súper estructura que invierte el método convencional de construcción y lo lanza por los aires. Literalmente.

A través de un sistema UOSS (Universal Orbital Support System), los arquitectos conseguirían situar en la órbita terrestre a 50.868 kilómetros de la Tierra un gran asteroide. De él, colgaría un super cable que llegaría casi a la superficie terrestre y fijado a él se construiría el rascacielos. Según detallan los autores, el proyecto pretende construirse en Dubai, país que cuenta con gran tradición en la construcción de megaestructuras y rascacielos.

La parte superior de la torre se situaría a unos 35.700 kilómetros de distancia y la estructura no se encontraría anclada en un punto fijo. Porque este es uno de los aspectos más peculiares de la Analemma Tower. Esta megaestructura viajaría siguiendo una especie de 8 a lo largo del mundo, siguiendo la órbita de la Tierra. Es decir, la torre pasaría cada 24 horas por un mismo punto, haciendo un recorrido más lento al pasar por Nueva York y por su parte simétrica en Sudamérica.

En el extremo inferior de la torre se colocarían oficinas, por encima se situaría una zona agrícola, un poco más arriba la zona residencial y la parte superior se reservaría para albergar una estructura funeraria.

La energía se obtendría de paneles solares que se expondrían de manera constante a la luz solar y el agua se filtraría y reciclaría de las nubes y la lluvia. Y no, aunque en las imágenes promocionales aparezcan paracaídas, no va a ser este el método utilizado para que la gente baje de la estructura. El transporte de personas y mercancías se realizaría a través de “estaciones de transferencia” que se colocarían en diferentes puntos de la superficie terrestre.

Si después de leer esto te han dado ganas de emular al abuelo de Up y alquilar un pisito en esta casa colgante, debes tener en cuenta que no será tan fácil. Como detallan en la página web, durante la investigación de las condiciones atmosféricas para el proyecto los arquitectos se dieron cuenta de que habría un límite de altura en el que las personas podrían vivir. “Si bien puede tener un beneficio los 45 minutos extra de luz que tendrían los inquilinos a una altura de 32.000 metros, las temperaturas de -40 C y su proximidad al vacío impediría que la gente saliera a la calle sin trajes especiales”.

Aunque como ironizan los propios arquitectos, en la estación espacial hace años que siguen ese mismo método y no les va nada mal. Así que... por que no?

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar