Food

Por qué los veganos han declarado la guerra a este queso

"No es la compañía en la que confiábamos. No es la compañía que apoyábamos. No es la compañía que ayudamos a triunfar"

Dilema vegano: ¿puedo comprar productos veganos de una empresa que también usa animales en su producción?

Eso es lo que se han planteado muchos de ellos al conocer que la marca de queso libre de animales Daiya ha sido comprada por Otsuka, una farmacéutica japonesa que testa en animales.

Esta empresa situada en Vancouver lleva ocho años sorprendiendo al mercado vegano con sus quesos que se funden y se estiran. Toda su gama causa furor, desde el queso en crema, sus cheescakes, sus aliños y las pizzas congeladas. Es la empresa norteamericana de alimentos basados en vegetales que más rápido ha crecido, con un beneficio anual de 50 millones de dólares.

La absorción por esta gran firma ha tenido un coste de 325 millones de dólares, lo que supondría, según ha dicho Daiya, un gran empuje para que la marca se convierta en un líder global.

Sin embargo, estas ambiciones no valen nada para muchos veganos, ya que nada justifica que la empresa madre, Otsuka, afirme esto en su página web: “El uso de animales de laboratorio en algunas áreas de desarrollo de fármacos todavía es necesario para poder validar la eficacia y la seguridad de candidatos potenciales a fármacos antes de su uso en humanos”.

El revuelo que ha causado ha sido enorme y hasta se ha firmado una petición en la que se solicita a Daiya que no siga adelante con el acuerdo de venta de la compañía. “Creemos que rechazar los tests en animales es más importante que compañías que solamente quieren servir a nuestra comunidad por los billetes de nuestros monederos quieran ganar dinero con el mercado de los alimentos vegetales”. "No es la compañía en la que confiábamos. No es la compañía que apoyábamos. No es la compañía que ayudamos a triunfar". "Si siguen con este acuerdo, no es la compañía en la que creíamos nunca más".

Según The Outline, algunas tiendas de alimentación vegana en Estados Unidos y Reino Unido ya están devolviendo el producto porque no desean venderlo a la luz de esta noticia.

En cambio, otros ven que los productos de Daiya no estaban destinados totalmente a veganos éticos, sino que eran “una especie de metadona que ayuda a destetar a los omnívoros de los alimentos que han comido toda su vida”, según recoge The Outline.

Para unos terceros, este paso será beneficioso, ya que va en la línea de lo que todos los veganos quieren: no alimentarse de animales. Además, esto podría abaratarla y con ello hacerla más accesible.

El mismo medio apunta también que la controversia arroja luz a un gran problema de los productos veganos que se convierten en mainstream: “cuanto más grande te haces, a más gente quieres llegar y más compromisos éticos o medioambientales puedes romper. Quizás existe un techo de cristal para los productos veganos, por decirlo de algún modo, y Daiya ha abierto la caja de pandora”.

[Vía The Outline]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar