Food

Así es la tradición marinera que recuerda más a la Fórmula 1 que a la pesca

Los barcos forman una hilera imaginaria en el puerto para lanzarse "a la carrera"

Son las 6:25 de la mañana y en el puerto de Cambrils (España) parece que decenas de barcos se preparen para el inicio de una carrera acuática. Es una estampa singular: un grupo de barcos formando en hilera imaginaria frente a la bocana.

El motivo de esta tradición es una mezcla de solidaridad, honestidad y seguridad. Si bien todos los pescadores españoles deben cumplir con un horario de acuerdo con el tipo de pesca y la normativa, solamente los catalanes siguen esta tradición de encararse hacia el mar unos minutos antes de la hora permitida y luego salir todos juntos para tener las mismas posibilidades de éxito.

Foto: Televisió de Catalunya

Para ello, el patrón de la cofradía se encarga de dar la alerta: “ Xiquets, ja podeu sortir!” (¡Chicos, ya podéis salir!), se escucha en los puertos de la provincia de Tarragona. En los puertos más grandes, el aviso llega al ordenador del barco y antaño se avisaba mediante una señal de luz.

En los puertos valencianos, andaluces y gallegos, las embarcaciones van soltando amarras y empezando a salir una vez se sobrepasa la hora legal, según nos explican las respectivas federaciones de cofradías. Pero, ojo, no es que en Cataluña vayan de listillos y se salten la legislación.

“No parece la salida de la Fórmula 1 y tampoco se trata de ver quién sale más rápido ”, cuenta el secretario de la cofradía de Cambrils, Xavier Domènech Vernet.

Se trata de ganar algo de tiempo y de que haya igualdad de condiciones para todos los pescadores. Y aunque no es obligatorio que nadie acuda a la línea de salida, todos quieren salir cuanto antes mejor. Desde la cofradía de Tarragona afirman que es muy raro que alguien se quede rezagado.

Foto: Televisió de Catalunya

Domènech puntualiza que esta hilera de barcos se forma dentro de las instalaciones del puerto, aunque en algunos puertos pequeños se había reivindicado hacerla fuera debido a la estrechez de las instalaciones.

Salir fuera de los horarios supondría una multa grave y asegurada, ya que todos los barcos de pesca comercial cuentan con “cajas azules”, unos dispositivos que controlan vía satélite los movimientos de la nave y que envían la actividad y su posición al Centro de Seguimiento de Pesca, en funcionamiento las 24 horas del día.

Foto: Confraria de Pescadors de Palamós

A pesar de la rigidez, Domènech afirma que la regulación es necesaria para asegurar que nadie hace lo que quiere, porque se pondría en riesgo las poblaciones de pescado. "Los primeros interesados en que haya pescado somos nosotros, los pescadores", dice el secretario.

Pero lo que sí es legal es organizarse un poco, para que todos puedan salir tranquilamente, sin pensar que alguien se le adelantará y le robará el pescado, sin chocar con otras naves y en la dirección deseada.

Así es la tradición marinera más solidaria que tiene lugar sólo en esta costa del Mediterráneo.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video

cerrar
cerrar