Food

Los trabajadores de McDonald’s del Reino Unido convocan con éxito una huelga mundial

#McHuelga pone al gigante de la hamburguesa en estado de alerta

Getty

Hoy, por primera vez en sus 47 años sirviendo tapones para las arterias de los británicos, McDonald’s vive una huelga de trabajadores en Reino Unido. La encabezan dos locales y parece que las protestas se extenderán por todo el mundo. De momento, los compañeros del McDonald's de Shibuya, en Tokyo, y en Bélgica, Irlanda y Estados Unidos, ya han mostrado su solidaridad y se tuitea la jornada con #FastFoodGlobal, #McStrike y desde @Fastfoodrights. Por algo será, ¿no?

La pregunta es más que retórica. Cualquiera que haya trabajado o conozca la experiencia de un trabajador de McDonald’s sabe que no se puede estar muy contento de las políticas de empresa.

No poder costearse el alquiler de una habitación, no poder comer nada que no sean las hamburguesas para los trabajadores o no llegar ni por asomo a fin de mes porque las asignaciones de horas se hacen solamente con una antelación de seis horas anteriores al turno de trabajo. Estas son algunas de las situaciones que viven los empleados de McDonald’s en el Reino Unido. Y han dicho basta.

El objetivo de estos dos restaurantes, uno en el barrio de Crayford, al sureste de Londres, y otro en Cambridge, que han ido a la huelga con un apoyo del 95,7% de la plantilla, es la de exigir la subida salarial a 10 libras por hora (lo que hoy, con la caída de la libra, son unos 10.09 euros).

Para quien se le ocurra el disparate de pensarlo, el reclamo no es ningún capricho. Como informa el periódico El Salto, McDonald’s está pagando algo menos que el salario mínimo, que en Reino Unido oscila según la edad del empleado. Hablamos de 7,50 libras la hora para los trabajadores de más de 25 años, 7,05 libras si el empleado tiene entre 21 y 24 años, 5,60 para los que están entre los 18 y los 20 y 4,05 para los menores de edad, que son muchos.

La petición también recoge la voluntad de poner fin a los contratos de cero horas con los que la empresa prácticamente se lava las manos de establecer una relación contractual formal y no define el mínimo de horas de contratación. Esto causa inseguridad económica a la par que fomenta la competición entre los trabajadores y se puede usar como castigo para los empleados que no agachen la cabeza, dejándolos sin horas. The Guardian afirma que la hamburguesera ha sido una de las empresas que han implantado ese contrato basura a mayor escala en el Reino Unido.

“Durante demasiado tiempo, los trabajadores de las cadenas de comida rápida como McDonald’s han tenido que lidiar con condiciones de trabajo pobres, recortes drásticos de sus horas e incluso bullying en sus lugares de trabajo, visto por muchos como un castigo por unirse a los sindicatos”.

Así lo declaraba para The Guardian Ian Hodson, presidente nacional del Bakers, Food and Allied Workers (BFAWU), uno de los sindicatos más antiguos del Reino Unido. Ellos han sido los principales impulsores de esta huelga que llega en una fecha clave, puesto que coincide con el Día del Trabajo en Estados Unidos y también ha sido elegida por los empleados de cadenas de comida rápida para hacer huelga y reclamar subidas salariales y mejoras. La campaña FightFor15 empezó en Norteamérica para exigir salarios de 15 dólares la hora.

“Esta es la segunda cadena de restaurantes más grande del mundo, que gana 22 billones de dólares anuales cada año mientras sus trabajadores viven en la pobreza. Han sido los pioneros de los contratos de cero horas”, añadía Hodson. Asimismo, The Guardian señala que el jefe ejecutivo de McDonald’s, Steve Easterbrook, se embolsó 15.35 millones de dólares el año pasado.

Hodson también explicó que McDonald’s empezó a ofrecer a parte de su equipo la opción de tener contratos de horas fijas hace dos semanas y pronosticó que las huelgas se extenderían. “McDonald’s ha tenido muchísimas oportunidades para resolver estas quejas ofreciendo a los trabajadores sueldos justos y condiciones de trabajo aceptables. Esto es una llamada para el cambio”.

Los organizadores afirman que con esta huelga ya han conseguido algo: “con la votación a la huelga y la organización en el sindicato, los trabajadores han logrado forzar cambios de la empresa McDonald’s, que ha declarado, después de la votación, que a finales de 2017 se pondrá en práctica el contrato de horas garantizadas a todos los trabajadores del Reino Unido”. Pero también apuntan que no es la primera vez que la empresa promete esto y piden que el acuerdo quede por escrito.

Los organizadores quieren que otros locales de la cadena se sumen a la huelga que tendrá lugar esta tarde, entre las 5 y las 7, frente a restaurantes de Manchester, Birmingham, Sheffield, Liverpool, Cardiff, Oxford y Brighton. En cambio, en Londres la huelga tendrá lugar a la hora de comer, entre 12 y 2 del mediodía, y saliendo desde uno de los restaurantes en King’s Cross recorrerán las calles del centro de la ciudad.

Jeremy Corbyn, líder laborista, ha aplaudido la acción y ha declarado públicamente que su partido “ofrece apoyo y solidaridad a los valientes trabajadores de McDonald’s, hoy están haciendo historia, ya que están defendiendo los derechos de todos los trabajadores al liderar la primera huelga en McDonald’s del Reino Unido”.

Por su lado, McDonald’s ha declarado que las huelgas se deben más a asuntos internos de los locales que a problemas salariales.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar