Food

Por qué deberías preocuparte si tus alimentos favoritos van con dibujos en el envase

Un estudio demuestra que 99 de los 100 alimentos con dibujos animados esconden una sorpresa para tu salud

Imagina a un niño gritando, llorando y pataleando alrededor de su madre en un supermercado porque no le compra las chocolatinas que anuncia su personaje de dibujos favoritos.

Es una escena que nos suele poner de los nervios, pero tendría que ponernos los pelos de punta:  ¿Dónde está lo escalofriante del asunto? Pues que donde el adulto ve precios, descuentos y productos, el niño ve a unos animales simpáticos que le guiñan el ojo y comen cereales, colores brillantes y llamativos y envases que parecen juguetes.

Y todos ellos esconden un secreto oscuro: son comida ultraprocesada que no le hace ningún bien a un niño.

Esto es lo que ha encontrado la Organización de Consumidores Europeos (BEUC) en un estudio que ha analizado las marcas con dibujos infantiles en 13 países: de 100 ejemplos, solamente han encontrado un producto dirigido a los niños que promueva el consumo de frutas o vegetales. El resto contienen cantidades de ingredientes como el azúcar, la sal o la grasa que la Organización Mundial consideró que no deberían publicitarse dirigidas a niños.

Con la premisa clara que  los personajes de dibujos animados afectan de manera negativa a la relación de los niños con la comida, han empezado una una campaña para que la industria alimentaria deje de usar personajes de dibujos para dirigir su comida a los más pequeños. El primer paso lo dieron presentando su petición y las conclusiones de su investigación en una reunión de los ministros europeos de sanidad para afrontar la obesidad, que tuvo lugar en Bruselas el pasado 16 de junio. Estos resultados también han sido enviados a los gigantes alimentarios europeos.

“Los niños son incapaces de distinguir entre la publicidad y el entretenimiento. Esto es algo que desde el márketing se sabe muy bien, pero la salud de los niños debería priorizarse ante los beneficios”, dijo la directora general del BEUC, Monique Goyens.

“Los gobiernos de cada país tienen que forzar a las empresar a usar los dibujos animados de forma más responsable. Mientras, las empresas alimentarias deben demostrar un compromiso serio para proteger a los niños quitando a esos dibujos de los productos que no son sanos. No estamos diciendo que el Tigre Tony o los Minions desaparezcan de los anuncios, solamente queremos que los productos que se venden a los niños sean más saludables”.

Y añadió que “los dibujos que promocionan comidas nutricionalmente pobres solamente hacen que ponérselo más difícil a los padres para que sus hijos lleven dietas sanas. Usar dibujos para vender comida nada sana tiene que parar si queremos proteger la salud de los niños”.  

[Vía BEUC]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar