PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

La cadena de restaurantes acusada de machismo en EEUU aterriza en España

H

 

Los norteamericanos a estos restaurantes los llaman "tetaurantes"

PlayGround

10 Febrero 2017 10:53

La cadena de comida rápida Hooters aterriza en España con todo su universo de excesos: toneladas de alitas de pollo picante, litros de cerveza en jarrazas y mucha silicona. Los norteamericanos los conocen como "brestaurants" (algo así como "tetaurantes" en castellano) y es fácil saber el por qué...

Así se traduce la filosofía de esta cadena de restaurantes americana de comida rápida que solamente contrata a camareras, las uniforman con ropa ajustadísima y las obligan a bailar y a hacerse las promiscuas con el cliente. Todo para ofrecer una experiencia Hooters completa.

El logo de la compañía deja bien a las claras las intenciones: un búho con pechos en los ojos. Doble perversidad y doble vouyerismo. Esta vez vuelven con fuerza a España para acometer su segunda intentona después del fracaso en las islas Canarias. En verano quieren abrir en Viladecans, cerca de Barcelona, apostando muy fuerte por una imagen hipersexualizada sin que les importen las críticas feministas.

Hooters pretende que en 7 años se inauguren sedes en los centros comerciales de 15 ciudades españolas. Las reacciones en la red no se han hecho esperar:

La actitud de los creadores hacia las mujeres queda reflejada en su página web. Allí explican como un grupo de 6 hombres de entre 40 y 65 años se reunieron en los 80’s para crear un restaurante “del que no les pudieran echar”. Y también cuentan con mucha hombría cómo llegaron “a seducir” a su primera camarera:

“Nos apostamos la primera chica Hooters, Lynne Austin. Un soleado día en Florida, el equipo ancló su barco en la playa Clearwater y nadó para ver el concurso de bikinis de José Cuervo. Droste (uno de los miembros), se apostó que seduciría a la ganadora del concurso para ser la primera chica Hooters. Y remó con bravura hacia la orilla”. El cuento termina cuando Austin les da una primera negativa pero más tarde deja su trabajo y acaba como la primera camarera.

¿Y la idea de los shorts? “La bonita secretaria de Ed, Loretta, era una ávida runner y la vimos varias veces en shorts. A Lynne todavía le resaltaban más el cuerpo, así que se implantó la idea de “chica en shorts de running”.

A los franquiciados españoles les prometen el oro y el moro, según el comunicado al que ha tenido acceso Cerodosbé. En cambio, las cifras que muestra Business Insider reflejan que la apertura de locales en la Penínsla Ibérica es un intento de reflotar un negocio que ha caído un 7% desde el 2012?.?

share