Food

Manual del buen vegetariano: 9 señales de alerta para no recaer en el pecado de la carne

24 millones lo intentaron, pero solamente resisten 5 millones de vegetarianos en EEUU ¿Por qué?

Empezar a ser vegetariano no suele ser fácil para nadie. Los meses de transición son un tira y afloja entre las costumbres carnívoras y la nueva dieta vegetal. Y a veces, la voluntad falla y uno recae en el pecado de la carne. Lo que puede parecer un fallo grave es una fase lógica de la mayoría de vegetarianos. O eso indican las cifras: en Estados Unidos, hay 24 millones de ex-vegetarianos y ex-veganos frente a los 5 millones actuales de este estilo de vida, lo que equivale a un 2% total de la población.

¿Qué es lo que les hizo fracasar?

Estas son las 9 dificultades que vegetarianos y veganos de EE.UU. se encontraron por el camino y no lograron superar. Una especie de manual de alerta para no recaer en el pecado de la carne narrado por los propios protagonistas, según el estudio de Faunalytics.

1. Vivían con un carnívoro

El 33% de los veganos o vegetarianos que dejaron de serlo vivían con un familiar, pareja o amigo que no lo era.

2. Encontraban difícil mantener una dieta “pura”

El 43% de los vegetarianos/veganos afirmaron que el motivo principal para dejar de serlo fue que era demasiado difícil mantener una dieta “pura”.

3. Tenían más de 30 años cuando abrazaron la dieta vegetal

Los vegetarianos que dejaron de serlo adoptaron su dieta cuando tenían alrededor de 34 años. Los actuales vegetarianos y veganos lo hicieron cuando contaban con 25 años de media.

4. Pasaron una transición muy difícil

La transición de los ex-vegetarianos/veganos fue muy complicada en un 65% de los casos, en días o semanas. Los que todavía lo son tuvieron una transición difícil en menos casos (53%).

5. Solamente les importaba la salud

Los ex-vegetarianos/veganos citaron como motivo principal la salud. Pero los actuales veganos, a parte de eso, citan otros como la protección animal, la preocupación por el medio ambiente, sentimientos de asco hacia la carne o los productos animales y preferencias de gusto.

6. La comida les daba problemas: antojos y aburrimiento

Casi un 40% citó que encontró grandes dificultades a la hora de combatir antojos de productos de origen animal y el 38% mencionó el hartazgo que le provocaba los alimentos de su dieta vegetal

7. Tenían una red social fundamentalmente carnívora

Un 49% citan que apenas tenían contacto con personas que siguieran el mismo estilo de vida y que tampoco estaban involucrados en la comunidad vegana

8. No sentían que el veganismo/vegetarianismo era parte de su identidad

En total, un 58% no se sentían identificados con el movimiento del vegetarianismo nada más que en su dieta.

9. No les gustaba sentirse diferentes al resto por su dieta

El 63% se sentían demasiado diferentes del resto de la sociedad por sus estilo de vida y eso les provocaba cierta incomodidad.

Sin embargo, un cambio así marca de por vida y es relevante anotar que el 37% de los que siguieron una dieta vegana o vegetariana en algún momento de su vida volverían a hacerlo, principalmente por motivos de salud. También destaca que e l 71% de ellos afirma que no experimentó ningún problema de salud de los que normalmente se temen: ni deficiencias de hierro y otros elementos, ni problemas en las tiroides y tampoco psicológicos.

Por otro lado, su consumo de productos de origen animal, a excepción de la leche y de los huevos, es igual o inferior al de una vez por semana. Pero cuando lo hacen, escogen carne de pollo, la más consumida en Estados Unidos pero también la más problemática porque debido a su pequeño tamaño se necesita matar a más animales para obtener carne.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar