Food

El polémico experimento sobre los microondas que mantiene en vilo a Internet

Un experimento se propuso descubrir las propiedades negativas de los microondas, pero las cosas no salieron como estaban previstas

Es posible que hayas visto el proyecto de ciencias de una joven estudiante norteamericana que se ha hecho viral a través de las redes sociales. Un abuelo orgulloso explicaba el gran hallazgo de su nieta que pretendía acabar con los microondas en las casas. El proyecto tenía todos los ingredientes deseados para los enemigos del microondas: una niña inocente, un experimento muy visual y una historia tierna con un abuelo como narrador. Casi un guión de Hollywood. El problema es que quizás no existe ni el abuelo ni la nieta y, lo que es peor, probablemente el experimento sea inventado.

El experimento consistía en filtrar agua y dividirla en dos partes iguales. La primera parte se calentaba hasta hervir en una cacerola, y la segunda parte se calentaba en un microondas. Luego, una vez se enfriaba, se utilizaba el agua para regar dos plantas idénticas para observar si había o no diferencias de crecimiento entre el agua hervida de manera convencional y el agua hervida en un microondas. El resultado saltaba a la vista al noveno día del proyecto:

No han tardado en llegar las voces críticas contra el proyecto de ciencias de la joven escolar. Dicen que las fotos están trucadas, que la niña no existe porque no hay foto ni nombre para confirmar los datos y que es imposible que el agua altere el crecimiento de una planta en tan solo nueve días.

Durante años, el principal problema con los microondas fueron las radiaciones porque se creía que podían afectar a las personas. Las marcas de microondas pagaron miles de estudios a favor y asociaciones de la lucha contra el cáncer financiaron experimentos en contra. Unos y otros, generaron tantas dudas en la mente del consumidor que las informaciones eran contradictorias. Es cierto que ha quedado la etiqueta de eterna sospecha sobre el microondas, pero no es menos cierto que su uso sigue siendo frecuente en el día a día de la gente.

Actualmente, el problema con los microondas se concentra en el mecanismo que utilizan para calentar la comida y si provocan o no una alteración del ADN en los alimentos. El supuesto proyecto sobre plantas de la niña se quería utilizar para demostrar que la estructura de las moléculas del agua se rompe y se deforma con el uso del microondas. Los resultados podían ser extrapolables y concluir que deterioran la calidad final del los alimentos. Parece ser que el titular tendrá que esperar.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar