Food

Una profesora suspende a una madre por alimentar mal a su hija

Un pastel de chocolate para una niña de 3 años enciende la polémica sobre la comida en las escuelas

"Tu hijo hoy ha comido pastel de chocolate, que pertenece a la categoría roja de comidas. Por favor, escoge una opción más sana”.

Melinda Tankard Reist, amiga de esta madre del sur de Australia a la que va dirigida esta nota, fue la que colgó la nota en Facebook el jueves y explicó el caso:

“Mi amiga (madre de 8 niños sanos, lo que sigue tiene relación con el hijo nº7) recibió hoy esta nota del parvulario de su hija de 3 años. Le he dicho que mañana le ponga 2 trozos y le diga a la profe que se pierda”.

Comer un pedazo de pastel de chocolate de postre con tan sólo 3 años y sin ninguna celebración a la vista no es, a todas luces, la mejor opción para una niña. Así lo vio la profesora que descubrió la bomba de azúcar y decidió dar un aviso a los padres.

Lo último que podía imaginar esa profesora es que la madre y otras muchas madres de Internet cargarían contra ella. Los usuarios de Facebook que comentaron fueron contundentes:

-“Creo que ese mensaje ese mensaje es humillante. Sería mejor enviar una carta a todos los padres diciendo lo que está permitido y lo que no. ¡Que no hagan sentir a los padres como a niños de parvulario!”

-“¡Por Dios santo! No tenemos ningún derecho para decirle a la gente qué debe dar de comer a sus hijos”.

-¡A ver si no puede decidir cuándo le doy un capricho a mi hijo!

-“¿Qué mensaje se le está dando al niño? ¿Que han hecho algo mal o que algunas comidas son malas?”

Solamente una valiente, Katherine Dunell, ha dicho:

“Yo no tengo ningún problema con esa nota. Tal vez podría comunicarse mejor. En la guardería y la escuela primaria de mis hijos se les da comida fresca, solo frutas, vegetales y comida sana. Nada está envasado, lleno de químicos y números . La palabra “capricho” tiene que redefinirse para que no alimentemos a nuestros hijos con un montón de comidas procesadas, químicos y azúcar refinado. Quizás lo que tendría que enfadar a la gente es la epidemia de obesidad y los trastornos modernos del comportamiento”.

Porque no olvidemos que casero o no, estamos hablando de darle un baño de azúcar, cacao y grasa a un un pequeño cuerpo de una niña de 3 años que tiene que estar sentada y atendiendo en clase durante varias horas.

Y un pastel de chocolate no es precisamente lo que la Asociación Española de Pediatría recomienda para un día cualquiera, ya que mantiene que el consumo de este tipo de alimentos sea muy puntual. Se recomienda "disminuir la ingesta de grasas y azúcares no saludables, fomentar el consumo de frutas y verduras, dar raciones proporcionadas a las necesidades" y, sobre todo avisan que "abusar del azúcar, chucherías y dulces no es recomendable. Es más apropiado el consumo de frutas, frutos secos naturales y lácteos bajos en grasa".

Y aseguran que en el período preescolar tiene que cobrar protagonismo "la educación nutricional (alimentación saludable) y de los hábitos de vida, relacionada con la prevención de trastornos crónicos, especialmente de las enfermedades cardiovasculares y la obesidad. Las guías y las pirámides de alimentos tienen en este momento su principal utilidad, sensibilizando, orientando y reforzando a los padres en la planificación de una dieta sana".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar