Food

Estos son los 4 productos más robados en los supermercados

4 cosas que desaparecen mágicamente de los supermercados

Comprar una tabla de chocolate en el supermercado ha pasado de ser un acto sencillo a un acto molesto. En el lineal de productos, te encuentras una caja de plástico con cinco tabletas en el interior. No hay la opción de llevarse una. Hay que cargar con el cofre hasta la caja registradora para que el personal te entregue una de las tabletas del interior.

Esto ya está pasando en muchos supermercados españoles. Es la manera más eficaz que han encontrado para evitar el hurto de una de los productos más robados por los amigos de lo ajeno. En este tedioso proceso se pierde a miles de compradores potenciales que prefieren quedarse sin su ración de cacao, antes que cargar con las cinco tabletas. O lo que es lo mismo, los supermercados dejan de ingresar miles de millones.

La solución pasa ser un problema: Evitar un robo, evita una venta.

España ocupa el sexto puesto mundial en hurtos en supermercados por debajo de Japón, China, Finlandia, Holanda y México, que ocupa el primer lugar con un 1,68% del total de los productos. Javier Blanco, responsable de Prevención de Pérdida de AECOC, una de las mayores asociaciones empresariales de fabricantes y distribuidores de España, nos habla sobre condicionar el libre acceso al consumidor:

“Es cierto que es casi imposible robar un producto que está dentro de una vitrina, pero también genera un índice de abandono de la compra muy alto. El 40% de la gente deja de comprar un producto en el que estaba interesado porque estaba dentro de una vitrina

Según los últimos datos oficiales, la pérdida desconocida en la gran distribución representa el 0,8% de las ventas. Supone unas pérdidas al sector de 1.600 millones de euros. Videocámaras, vigilantes de seguridad en las entradas, softwares de detección de fraude en las cajas y un largo etcétera pretenden evitar unas pérdidas que tienen su origen en tres causas principales:

Hurto Externo: El robo provocado por personas ajenas a la empresa representa un 62% del total.

Hurto Interno: El robo producido por los empleados de la propia organización representa un 22% del total.

Errores de Gestión: Las pérdidas derivadas de fallos de gestión no intencionados representa un 16% del total.

El perfil de los ladrones se aleja definitivamente del “hurtador famélico”. La preocupación principal de los supermercados ahora es el ladrón profesional , ya que los productos más robados son los que tienen mejor salida en mercados ilegales de reventa:

“El 80% del robo es profesional y el destino principal de esos productos es la reventa en mercados ilegales. Esa es la gran preocupación de los distribuidores. El problema es cuando ese robo se hace de manera reincidente y el ladrón hace de ello una forma de vida. Además, no hay que olvidar que en muchos casos el robo se produce con violencia y amenazas a los empleados, lo cual genera miedo entre la plantilla y también a los consumidores”.

Aquí puedes consultar una lista de los artículos de alimentación más robados en los supermercados españoles:  

1. Bebidas alcohólicas  

El 71% de los distribuidores de alimentación afirma que las bebidas alcohólicas están entre los tres productos más hurtados.

 

2. Carnicería, pescadería y charcutería

Un 42% de los distribuidores lo señalan entre los más deseados.

3. Conservas

Un 35% de los distribuidores cree que son los artículos más robados.

4. Chocolates y dulces

Para un 21% de los distribuidores son los artículos más robados.

En cuanto a los hechos denunciados, más de la mitad de las empresas, afirman que denuncian menos del 15% de los casos de hurto que detectan en sus establecimientos. La escasa efectividad de las condenas (un 71% de los casos), es el principal motivo por el cual no se denuncian los hurtos, seguido de un 58% que cita el excesivo tiempo en los trámites para hacer efectiva la denuncia.

Las cadenas de supermercados consideran muy positivo el cambio en el Código Penal. Hasta hace poco, robar en España salía muy barato:

“La reforma de Código Penal que entró en vigor el 15 de julio del 2015 endurece las penas contra el hurto y ataca, sobre todo, la reincidencia y la profesionalidad, es decir, la actuación de las bandas organizadas, que son el gran problema. Todavía es muy pronto para ver si ha tenido algún efecto concreto, pero parece que sí que puede ayudar a reducir los hurtos”.

Pese a los cambios, el sector sigue pensando que no es suficiente. El hurto pasa a ser considerado delito en todo caso, aunque hasta 400 euros se considerará delito leve. En defintiiva, se ha actuado sobre la multirreincidencia, ya que se contemplan penas de prisión solo a partir del cuarto hurto. 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar