Food

La primera videoreceta de la historia de la cocina que te dará miedo

El director David Lynch nos enseña a cocinar quinoa como si fuera una de sus películas

Ver a David Lynch cocinando es, de buenas a primeras, una idea perturbadora. En los extras del DVD del largometraje Inland Empire (2006) hemos descubierto esta perla del oscurantismo lynchiano. Sin la ayuda de enanos, cabezas borradoras ni musas de terciopelo azul, el veterano director se convierte en chef improvisado por un día y cocina un superalimento como la quinoa en una cocina industrial aterradora.

Con una banda sonora comatosa de fondo y grabado en un blanco y negro muy contrastado, David Lynch habla directamente a cámara ataviado con un magnífico traje.

En un inglés casi marciano, como si hablara por primera vez con la raza humana, nos suelta: “Quinoa es lo que me gusta cenar cada vez que puedo”.

Ése es el dato y no otro. “Para cocinar utilizaremos esta magnífica olla”, añade.

En sus manos, la olla parece más un arma para cometer un asesinato que un utensilio de cocina.

Vídeo

Pone la quinoa a hervir y deja el brócoli preparado para mezclarlo todo después. Mientras espera que la quinoa hierva es cuando sucede uno de los momentos más aterradores de la historia de las videorecetas.

Lynch se sirve una copa de vino tinto, mira a cámara y después de brindar con el espectador, dice: “Ahora es cuando normalmente voy a sentarme fuera a esperar que la quinoa esté lista”. Y así sucede. Se sienta en la terraza, enciende un cigarro y la imagen queda borrosa. Los grises desaparecen y tan solo la luz del cigarro consumiéndose ilumina la tibia silueta del director. “Fumo mientras pienso en los granos de quinoa hirviendo en la olla”. Lynch se calla y la música se asemeja al latido del corazón del espectador acelerándose.

A partir de aquí Lynch explica la historia gesticulando con sus enormes manos. Encadena pensamientos y paranoias que consiguen que el último plano, con el director comiendo la quinoa a oscuras, nos deje inmersos en un mundo de luces y sombras donde la receta ha pasado a formar parte de una pesadilla. La pesadilla del director, que ahora también es la nuestra. “¡Qué rico está!”, suelta.

Lynch en estado puro.

 

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar