PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Por qué no es verdad que los Pokémon vayan a salvar a los restaurantes

H

 

Algunos locales en horas bajas se agarran a los videojuegos como última esperanza para ganar clientes

Marc Casanovas

21 Julio 2016 16:44

Foto: Matthew McDermott

Ya puedes tener al mismísimo Pikachu dando saltos en tu pizza. Si un restaurador cree que la fórmula mágica para conseguir nuevos clientes reside en la gamificación de su negocio y no en la calidad de los platos, tenemos un problema. Y gordo.

Una cosa está clara: Nintendo va a ganar millones, pero el propietario del restaurante una miseria si suma las cinco mesas ocupadas por jóvenes gamers con consumición mínima.

Esta semana Pokémon Go se estrenó en Japón y el boom ha llegado también a los restaurantes de todo el mundo. El periódico New York Post explicaba el caso de una pizzería que ha duplicado sus ingresos gracias a esta aplicación. El gerente, Sean Benedetti, pagó 10 dólares para tener una docena de pokémons en su establecimiento. A los pocos días, el negocio subió un 75 por ciento.

El efecto llamada funciona y muchos restauradores están pagando muchos dólares para dejar entrar a estas criaturas virtuales. Carteles anunciando la oferta del día con la opción de cazar pokémons o anuncios intimidadores en la puerta que no permiten cazar pokémos si no eres cliente del local.

Los videojuegos aplicados al mundo de la restauración son una arma de doble filo. Amparados bajo cuatro éxitos puntuales y, cómo no, bajo campañas de marketing excelentes, tienen grandes limitaciones a la hora de materializarlos con buen rendimiento económico.

Centenares de restaurantes en horas bajas, fracasaron por invertir gran parte de su presupuesto en aplicaciones informáticas o videojuegos como última esperanza para salvar el negocio.

Pokémon Go con sus animalejos saltarines o City Nostra a través del mundo de la mafia son aplicaciones que permiten a los restaurantes entrar de pleno en la gamificación de su negocio. Cualquier herramienta informática puede reforzar la estrategia de un buen negocio de restauración, pero no puede resucitar a un mal restaurante. Ni Pikachu ni nadie.

share