Food

No era un mito: el pan demasiado tostado podría ser cancerígeno

La clave está en un componente llamado acrilamida

Cuando más oscuro sea el color de nuestra tostada más cancerígena podría ser.  Así lo indica, al menos, un nuevo estudio de la Food Standards Agency del Reino Unido (FSA).

Ello se debe a la acrilamida, un compuesto químico que se genera cuando alimentos ricos en hidratos de carbono, especialmente los abundantes en almidón, se cocinan a altas temperaturas y durante mucho tiempo. Se trata de un subproducto natural del proceso de coacción, por lo que puede estar presente en alimentos fritos, asados, cocidos o cocinados a la parrilla.

De acuerdo con investigaciones realizadas con animales, la acrilamida es cancerígena, tóxica para el ADN y puede provocar efectos en el sistema nervioso y reproductivo. Esto ha conducido a científicos a indicar que podría ocurrir lo mismo con las personas. Aunque, por ahora, no hay pruebas determinantes de su efecto en el cuerpo humano.

Según la FSA, guardar patatas y chirivías en la nevera también puede ser contraproducente, ya que los niveles de azúcar aumentan a bajas temperaturas y, consecuentemente, se producirá más acrilamida durante la cocción.

La acrilamida se genera cuando los alimentos, especialmente en los que abunda almidón, se cocinan a temperaturas muy altas y durante demasiado tiempo

La FSA explica que, en estos momentos, se desconoce la cantidad de esta sustancia que nuestro organismo tolera. Pero considera que estamos consumiendo demasiada. Por ello, ha recomendado seguir las instrucciones de cocción de cada producto y ha ofrecido consejos que nos ayuden a cambiar nuestros hábitos de cocina y dieta.

La acrilamida también se encuentra en alimentos procesados como las patatas de bolsa, el pan, los cereales, las galletas o las tartas, por lo que FSA está trabajando con la industria alimentaria para reducir su cantidad. Con ello, ya han conseguido algunos avances. Solo en Reino Unido y entre 2007 y 2015, se evidenció que sus niveles se redujeron una media del 30%.

Resultado de imagen de pan quemado

"A pesar de que aún no se sabe todo sobre el verdadero riesgo de la acrilamida, hay un trabajo importante que hacer por parte del gobierno, la industria y otros para ayudar a reducir su ingesta", dijo a la BBC el director estratégico de la FSA, Steve Wearne.

Se trata de un compuesto cancerígeno, tóxico para el ADN y que puede provocar efectos en el sistema nervioso y reproductivo

La directora de información de salud de Cancer Research UK, Emma Shields, reconoció a la BBC que la presencia de acrilamida en los alimentos podría estar relacionada con el cáncer. Sin embargo, considera que su vínculo todavía no es claro ni consistente en los seres humanos.

[Vía BBC]

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar