PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Por qué miles de niños enferman por beber desinfectante de manos

H

 

Una trampa casi mortal con fácil solución si las marcas quisieran arreglarlo

PlayGround

09 Marzo 2017 13:35

Un estudio del Centro para la Prevención y Control de Enfermedades norteamericano ha descubierto que 70.669 niños menores de 12 años se han intoxicado con líquido desinfectante para manos.

La investigación se ha llevado a cabo con información que el Sistema de Datos Nacionales sobre Intoxicaciones recabó entre 2011 y 2014 y ha descubierto que es frecuente que los niños ingieran o entren en contacto con el líquido de manera voluntaria o por error; a veces lo beben y otras se les mete en los ojos.

Y su diseño no ayuda nada: los perfumes a chicle, limonada o vainilla y botellas de colores brillantes que pueden hacerlos atractivos para los niños.

Más de 8 mil casos han resultado en distintos problemas de salud, desde dolores abdominales hasta caída en picado del azúcar en sangre, convulsiones, vómitos y 5 casos de coma. Desde 2005, la exposición a este peligro higiénico ha ido aumentando. Un niño beodo, lejos de ser tener alguna gracia, es una vida en peligro: sus latidos se ralenticen y le cueste respirar.

Desde que se pusieron de moda, entre 2010 y 2013 hubo un incremento del 400% en las llamadas a urgencias por casos de envenenamiento con este líquido higienizante. El doctor Gaylord López, director del Centro de Tóxicos de Georgia, comprobó que los casos pasaron de los 3.600 a los 16 mil en tan sólo 3 años.

Uno de los casos que pudo presenciar y que cuenta para WebMd fue el siguiente: una madre recogió a su hija de 6 años después de clase y se tambaleaba y hablaba arrastrando las palabras. También se había caído y dado un golpe en la cabeza. Su madre la llevó a urgencias y los doctores encontraron que se había bebido dos tercios de un desinfectante para manos con olor a fresa de una gran botella que había en la mesa de su profesora. Su nivel de alcohol en sangre era de 1.79, el doble de lo que se considera legal en un adulto.


Los desinfectantes contienen entre 60% y 95% de etanol o alcohol isopropílico, que sería lo mismo que beber un par de chupitos de licor. Solamente con un poco, apuntan desde WebMd, es suficiente para intoxicar a un crío.

"No tenemos ningún problema en enviar a nuestros niños a la escuela con una botella de desinfectante de manos en su mochila. ¿Pero que pasaría si te dijera que es el doble de potente que el vodka?", añade el doctor Lopez.


[Vía Time]

share