Food

¡Deja de comer nieve!

Nunca verás la nieve igual después de los últimos estudios científicos

Es cuestión de probabilidad. Todo ser humano que haya pisado la nieve alguna vez en su vida ha comido copos de nieve cayendo del cielo o compactados en la tierra. Para los niños es un acto lúdico y para los adultos una manera cómoda de beber agua fresca y pura.

Lo que no se sabía es que conlleva efectos colaterales. La mayor parte de las partículas contaminantes no están en el suelo sino en el aire. Por lo tanto, cuando los copos de nieve caen al suelo, la contaminación en el aire se adhiere a ellos. El cielo no goza de un sistema de filtración por lo que es muy probable que los copos de nieve se encuentren llenos de microbios.

Foto: Eugenia Loli

De hecho, investigadores químicos ambientales estiman que l os agentes tóxicos de la atmósfera de países como la India podrían encontrarse en la nieve del norte de Canadá en cinco días.

Nadie asegura que la nieve sea tóxica, pero está científicamente probado que contiene productos químicos que no es aconsejable ingerir en grandes cantidades. Aunque la nieve sea pura y no haya sido tocada por el hombre o animales, puede tener un gran número de bacterias. Si tomamos una pequeña cantidad no va a pasar nada, pero hidratarse a base de nieve sí puede traernos consecuencias negativas.

Foto: Eugenia Loli

Las bacterias más comunes que se encuentran en la nieve son las llamadas Pseudomonas Syringae. Aunque no se puedan ver están en todas partes y un excesivo contacto con ellas nos pueden ocasionar indigestiones graves.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar