Food

Más de la mitad de mascotas en EEUU ya sufren exceso de peso

"Me rompe el corazón tener que dormir a una mascota sólo porque ya no puede moverse"

Según la Asociación para la Prevención de la Obesidad en las Mascotas ( APOP) el 59% de los gatos y el 54% de los perros de los Estados Unidos tienen sobrepeso u obesidad. Una cifra que podría correlacionarse con la de los humanos: el 37.9% y el 70.7% de adultos estadounidenses sufren de sobrepeso y obesidad, respectivamente, en cifras del Center for Disease and Control Prevention.

¿Será verdad en este caso que las mascotas se parecen a sus dueños?

La APOP ofrece un traductor de peso perruno a peso humano:

-Un bulldog macho que pese 30 kilos, que son 8 kilos más de los que debería pesar, como humano sería un hombre de 1.75 metros que pesara 102 kilos.

-Un labrador hembra que pese 42 kilos, que son 10 kilos más de los que debería pesar, como humano sería una mujer de 1.63 metros que pesara 88.5 kilos.

“La obesidad sigue siendo la mayor amenaza sanitaria para los perros y los gatos”, dijo el fundador de APOP, el veterinario Ernie Ward. “Es una enfermedad que mata a millones de mascotas de forma prematura, les crea un dolor y un sufrimiento inconmensurables y cuesta a los dueños decenas de millones de dólares en costes médicos que se podrían evitar”.

Estas cifras, según las estimaciones de la American Pet Products Association, son 41.9 millones de perros y 50.5 millones de gatos los que padecen problemas de peso. Lo peor es que el 81% de los dueños de las mascotas con problemas de sobrepeso afirmaban que su peso era normal y saludable.

Las dolencias que se derivan del exceso de peso son similares a las de los humanos, como la diabetes y los problemas del corazón, con una prevalencia mayor de problemas óseos y articulares por la sobrecarga. Según dijo Petplan para The New York Times, una compañía de seguros para mascotas, sólo en 2011 la diabetes aumento en un 253%, la artritis en un 348% y las cardiopatías en un 32%.

En el caso de los gatos, los problemas se empiezan a notar antes: su pelo luce peor, se les puede caer y empiezan a emitir malos olores porque están demasiado obesos como para limpiarse. En el caso de los perros, algunas razas como los golden retrievers, los pastores alemanas y los yorkshire terriers son propensos a problemas ortopédicos a causa de su genética y el exceso de peso los agrava. Así, en casos como el del labrador Rusty, que engordó hasta los 73 kilos por culpa de Derek y David Benton, se ha considerado una forma de abuso, neglicencia y crueldad animal permitir que una mascota llegue a ese estado.

“Lo que más me rompe el corazón es tener que dormir a una mascota sólo porque ya no puede moverse. Están sanos psicológicamente y no tienen otra dolencia, pero su calidad de vida se ve tan empobrecida que no queda otra opción”, dijo para The New York Times el Dr. Jules Benson.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar