Food

Los mirlos de alas rojas están atacando a los runners en Chicago

Los 'angry birds' de la vida real no están dispuestos a ceder su territorio a los corredores

Parece el argumento de la nueva versión de Angry Birds, pero esto no es un videojuego.

Cada verano, en el Parque Lincoln de Chicago, los runners y los mirlos de alas rojas se enzarzan en una pelea por defender el territorio. Es la versión fitness de 'Los pájaros' de Hitchcock. Mientras unos sólo pretenden defender sus nidos de posibles depredadores, los otros generan un conflicto inesperado con la contamianción visual de su ropa deportiva.

Es curioso, pero cada año se registran numerosos ataques de estas pequeñas aves migratorias a todo el que pasa cerca de sus nidos, dentro del Parque Lincoln y en otras zonas rurales de la ciudad : "Los mirlos de alas rojas están protegiendo sus nidos, y pueden ser bastante agresivos en esta misión”, explicó Kate Golemblewski, portavoz del Museo Field para Dna Info de Chicago. "No se vuelven agresivos hasta que llega la temporada de cría y tienen un nido que proteger”.

De este modo, aunque los pájaros llegan en primavera a la ciudad de Illinois, es en verano cuando se vuelven más violentos. “Atacan a cualquier cosa que sea más grande que ellos, incluyendo halcones, cuervos, gatos y personas".

Las zonas que los mirlos eligen para anidar son relativamente reducidas, casi siempre se decantan por pantanos, marismas y campos de heno. Esa predilección por los ambientes acuosos les alienta a volver cada año al Parque Lincoln, y allí coinciden con los runners y sus ropajes rosa chicle, amarillo radioactivo, naranja butano y azul pastel. Cuando los corredores pasan corriendo junto a los nidos, escondidos en los árboles, los mirlos se les arrojan a la cabeza o a las piernas.

El conservador de aves John Bates nunca ha visto a nadie herido por el ataque de un mirlo, lo único que se llevan del parque es un susto importante. De hecho, si a alguien le quedan ganas de volver, más posibilidades tendrá de recibir el picotazo: “Cuando el pájaro percibe que una persona viene a menudo y consigue identificar su cara, probablemente le ataque por pensar que se trata de un depredador”.  

Los mirlos de alas rojas vivirán en el parque mientras dure el calor. Cuando empiece a refrescar volarán al sur buscando de nuevo una mejor temperatura. Por eso, los ornitólogos recomiendan a los corredores que han los mismo: irse de la zona. “La agresividad durará unas semanas y luego cesará, la mejor manera de evitar el ataque de un mirlo es seguir adelante y salir de su territorio”.

Hoy, en animales que se revelan contra los humanos: Mirlos 1 - Runners 0.

[Vía DNAinfo]

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar