Food

Así es como influye la herencia genética en nuestras habilidades deportivas

¿Cuánto influye el esfuerzo y cuánto la genética en nuestra práctica deportiva?

El sacrificio y la constancia son ingredientes imprescindibles en el rendimiento de un deportista, pero no los únicos. Si así fuera, todos estaría a unos cuantos años de entrenamiento de igualar las gestas de Mireia Belmonte o Usain Bolt. ¿Para qué engañarnos? Por mucho que entrenemos, eso nunca sucederá.

La nadadora y el atleta entrenan duro, sí, pero también cuentan con una buena composición genética: sirva de ejemplo el hecho de que la resistencia cardiovascular la recibimos en herencia al nacer.

De hecho, la genética influye también en la predisposición hacia el deporte. En un estudio elaborado por la finlandesa Leena Peltonen con 37.000 pares de gemelos europeos, la genetista sugería que la influencia de los genes en la práctica deportiva era de un 70% después de los 21 años.

Antes de esa edad los tutores de los participantes en la investigación controlaban sus hábitos de vida, pero cuando se iban de casa sus respectivas naturalezas les hacían caer o no en la pereza. El estudio fue publicado en 2006 en la revista PLoS ONE y, por el volumen de la muestra, supuso en un hito en el estudio de la genética.

A partir de esta referencia podemos determinar que la práctica deportiva está condicionada por la genética, ¿pero también lo están nuestras aptitudes? Esto es lo que sugiere el genetista Tim Spector en su libro Post Darwin:

“Hace pocos años examinamos junto a colegas holandeses nuestros registros de gemelos. De entre 4.500, detectamos aptitudes deportivas en más de 300, los cuales habían competido por su país o en el ámbito nacional en veinte deportes diferentes. Encontramos un 66% de influencia genética respecto a las aptitudes deportivas en cualquier deporte”.

Para terminar, un tercer trabajo –también de Spector– publicado en Journal of Bone and Mineral Research establecía que la capacidad pulmonar, la fortaleza y la masa muscular son características heredadas de nuestros padres.

Así lo explicaba: “En el estudio Heritage, 99 familias de Luisiana con sobrepeso y sedentarias fueron sometidas a un programa de entrenamiento de 20 semanas con bicicletas estáticas. Obviamente se observaron respuestas físicas distintas, pero había un componente hereditario del 50% en la tasa de mejoría del consumo de oxígeno independientemente del sobrepeso o el estado de forma en el que partían”.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar