PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

El placer de las personas felizmente solas y sin pareja

H

 

–¿Por qué disfruto tanto la soledad?–Si la estás disfrutando, ¿cuál es el problema?

PlayGround

04 Julio 2017 11:12

Algunos usuarios de la red social Quora lo han convertido en una pregunta recurrente: “¿Por qué disfruto tanto la soledad?”.

Y la respuesta casi siempre es parecida: “Si la estás disfrutando, ¿cuál es el problema?”.

Cierto, no hay problema alguno en disfrutar un estado que arrastra estereotipos injustificados. Muchas veces se dice que la gente que se siente a gusto en soledad lo hace por una especie de misantropía sin resolver, que permanecen solos porque no saben estar acompañados.

Como siempre, conviene recordar que los estereotipos son ideas preconcebidas sin demasiado fundamento. ¿Tiene sentido preguntarse si las habilidades sociales de las personas que disfrutan de la soledad están mermadas respecto a las de los demás?

Antes parémonos un momento en el concepto ‘soledad’ y  diferenciemos a quienes la sufren de quienes se sienten cómodos con ella. Hay gente que elige este estado de aislamiento porque sus intentos de salir de él han sido tormentosos, ya sea por acoso o por dificultades sociales. Estas personas no sienten una atracción real por la soledad, es pura inercia; viven solas en contra de su voluntad.

Un segundo grupo, que es el que nos ocupa en este texto, estaría conformado por todos aquellos que no sólo no rechazan el tiempo a solas, sino que lo abrazan y lo integran en sus vidas de forma que consiguen enriquecerse a partir de él. No tienen miedo a estar con ellos mismos, y lo perciben como momentos necesarios de calma.  

Dentro del terreno emocional, no les importa prolongar su soltería. No es que prefieran estar sin pareja, pero lo ven como algo coyuntural, algo que, en cualquier caso, no les determina su nivel de felicidad.  

La ciencia toma partido

Un equipo de investigadores estudió el fenómeno de la preferencia por la soledad utilizando para ello dos grupos de casados residentes en Alemania; un grupo cuya media de edad era de 35 años y otro de 42. De manera análoga, un segundo estudio se propuso resolver una cuestión similar centrando esta vez el análisis en quienes no sufrían con la soltería. En este caso también se contó con la colaboración de dos grupos de personas, la mayoría solteras. El primer grupo tenía una media de 29 años, mientras que el segundo bajaba esa cifra hasta los 19.

Después, a la hora de evaluar los resultados, para ambos casos se utilizó el llamado Big Five consistente en: Neuroticismo (estabilidad emocional), extraversión (comodidad en contexto sociales), responsabilidad (organización y compromiso), apertura (se valora positivamente lo nuevo) y amabilidad (facilidad de trato).

Además, en el caso de las personas que aprecian la soledad se realizaron mediciones sobre su sociabilidad, mientras que en la investigación sobre el miedo a la soltería se analizaron las siguientes seis características: sensación de soledad indeseada, de rechazo, necesidad de pertenencia a un grupo, depresión, fragilidad emocional y dependencia entre autoestima y existencia de una relación.

Conclusiones

Las conclusiones de estas dos investigaciones desmontan los estereotipos imperantes sobre las personas que disfrutan de su soledad. En primer lugar, se pudo comprobar que este perfil de persona es menos propenso a la inestabilidad emocional. Si en muchas ocasiones prefieren estar solas no es por culpa sus crisis, el nerviosismo, ni nada parecido.
 
En segundo lugar, los investigadores descubrieron que este perfil de persona está más abierta a vivir experiencias nuevas, mientras que quienes no temen a la soltería son además más amables y responsables que los demás.
 
Ambos hallazgos fueron interesantes, pero quizás el más sorprendente fue el que reveló que quienes no temen a la soltería no son más introvertidos, sino todo lo contrario: disfrutan de las situaciones sociales en las que pueden participar. Esta pista evidencia que no viven solteros por conveniencia, sino que simplemente no se obligan a tener pareja.  

Y es que ya lo decían los usuarios de Quora: si la estás disfrutando, ¿cuál es el problema?"

(Vía Psicología y Mente)


share