Food

Este granjero vegetariano ha enviado a sus vacas a un santuario para salvarles la vida

"Me siento aliviado de haber tomado la decisión de haber dejado de criar animales, algo que siempre me ha resultado triste"

oi oi

Aunque Jay Wilde, de 59 años, llevaba 25 siendo vegetariano, su forma de ganarse la vida no iba nada acorde con sus valores. Wilde se crió en una granja en Ashbourne, Derbyshire (Reino Unido). Y, como buen hijo de ganaderos, siguió con la empresa familiar cuando su padre falleció en 2011.

Pero no fue fácil.

"Era muy difícil hacer todo lo posible para cuidar de ellas y después mandarlas al matadero a lo que debe ser una muerte horrible", explicó".

Para él, la hipocresía en la que se había convertido su vida se volvió insostenible. No pudo soportar la idea de que todas ellas fueran a ser asesinadas y que sus cuerpos acabasen desmembrados rellenando bandejas de poliespán en cualquier supermercado.

Finalmente, Wilde decidió tomar la decisión más drástica de su vida: enviar a las 63 vacas que poseía a un santuario animal y salvarles la vida.

De hecho, Wilde no solo salvó la vida de ellas. Según han comunicado desde el santuario Hillside Animal Sanctuary, localizado en las proximidades de Frettenham, 30 de las vacas estabas embarazadas, por lo que sus crías nacerán sin pasar por el tormento al que estaban predestinadas.

"Las vacas tienen buenos recuerdos y una gran variedad de emociones. Tienen relaciones entre ellas. Incluso las he llegado a ver llorar", dijo Wilde.

Con la muerte de su padre, Jay Wilde pasó de la producción de lácteos a la de carne ecológica, pero siempre quiso poder dejar de dedicarse a la ganadería porque "no podía creer que estuviera bien comerse a los animales".

Wendy Valentine, fundadora del santuario, aseguró que Wilde no era el primer granjero en donar a su ganado. "Una pareja fue incapaz de seguir dedicándose a la ganadería láctea y decidió quedarse con sus vacas en forma de mascota con la ayuda del santuario", comentó.

La historia está llena de personas que se han dedicado durante años a la ganadería y han terminado convirtiéndose al veganismo, muchos de ellos incluso como activistas. El hecho de ver los horrores de esta industria desde dentro puede anestesiar la sensibilidad de muchos, pero hay quienes no pueden evitar abrir los ojos ante la crueldad que tienen frente a sí.

Tal y como explicó Wilde, la industria láctea es especialmente dura. Las vacas son animales extremadamente sensibles, y cuando son separadas de sus crías, ambas sufren un gran trauma que se refleja en síntomas como ansiedad y depresión.

A pesar de que su cuñado le dijo que estaba "absolutamente loco" por "regalar un ganado que valdría 45.000€ en el mercado", Wilde está muy contento con su decisión. "Me siento aliviado de haber tomado la decisión de haber dejado de criar animales, algo que siempre me ha resultado triste", dijo.

A partir de ahora Wilde llevará una granja vegana y orgánica en la que no utilizará ningún producto animal ni fertilizantes.

[Vía BBC]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar