PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

La gran estrella del patinaje artístico se retira con 19 años por anorexia

H

 

“¿Tengo que pesar 37 kilos toda mi vida para que estéis contentos?”

rosa molinero

31 Agosto 2017 06:00

“La pequeña leyenda que llevó el patinaje femenino al más alto nivel”. Son las palabras que le dedicaba en Instagram el doble medallista Evgeni Plushenko, refiriéndose a Yulia Lipnitskaya, que fue la patinadora más joven en conseguir un oro olímpico, a los 15 años, en los juegos de Sochi.

Hoy el mundo del patinaje sobre hielo llora su retirada por culpa de un trastorno alimentario que la obliga a dejar la competición. Lipnitskaya, nacida en Yekaterinburgo, en los Urales, informó a la Federación de Patinaje Rusa que ponía fin a su carrera en abril “después de volver de Europa, donde se sometió a un tratamiento de tres meses por anorexia”.

El estrellato de Lipnitskaya se convirtió casi en una cuestión de estado. Se convirtió en la estrella de los juegos de Sochi y luego ganó el campeonato de Japón. La llamaban “pequeño genio” y “el futuro del patinaje” y se le otorgó el más alto reconocimiento que Rusia otorga a sus deportistas, “maestra del deporte”.

¿Quién podría pensar que esta frágil muchacha lucha contra el sobrepeso cada día?

Las cosas empezaron a ir mal cuando tuvo una lesión en la cadera en la Copa del Tirol el año pasado. Más tarde volvió a lesionarse la misma zona, junto con la espalda, y se perdió el campeonato ruso. Sin embargo, El Mundo recoge las palabras de su primera entrenadora, Eterí Tutberidze, quien afirmaba, después de que la patinadora ganara el oro olímpico, lo siguiente: “Quién podría pensar que esta frágil muchacha lucha contra el sobrepeso cada día (...) no había visto nada así, no puede comer prácticamente nada. (...) Pero ella lo lleva bien, gracias a Dios. Tiene un carácter muy fuerte”.

Pero, en realidad, nadie puede dejar de comer por muy fuerte que sea su carácter, y menos una persona con 15 años que es deportista de élite. El mismo periódico afirma que los cambios físicos de la pubertad se lo pusieron más difícil para mantener el peso que supuestamente era necesario para seguir patinando. La presión de la competición y del país habrían sido fatales para Lipnitskaya.

Incluso para Sport Express llegó a decir que le parecía estar “engordando del aire”. Y en 2017 apareció en unas fotografías en su nuevo piso y las redes opinaron que se había engordado e incluso comentaron que si estaba embarazada.

“¿Tengo que pesar 37 kilos toda mi vida para que estéis contentos?”, contestó en ese momento.

Dijo que le parecía estar “engordando del aire”.

[Vía TASS]

share