Food

Descubre el azúcar oculto en la comida como nunca lo habías visto

Puede que no lo veas, puede que no lo sepas, pero el azúcar siempre está ahí

El azúcar está en todas partes. Se atrinchera donde menos te lo esperas. Salsas, panes, embutidos, comida para bebés, zumos light, yogures desnatados y miles de productos que si no miras la etiqueta no sabrías que son alimentos azucarados.

Después de muchos años de consumo diario, en los test de cata de productos se reclama más dulce para que el sabor final sea satisfactorio. Se ha metido en nuestro cerebro y para muchos expertos alimentarios ya es una de las drogas más peligrosas que crean adicción en la mesa. El problema viene cuando la sobredosis de azúcar la impone la marca comercial sin ser una decisión voluntaria del consumidor.

La pregunta es evidente: ¿nos falta información para saber tomar decisiones correctas como consuidores?

Lo sabe bien el fotógrafo Antonio R. Estrada, que ha puesto en marcha sinAzucar.org, un proyecto reinvindicativo que pretende ilustrar la cantidad de azúcar oculto en los alimentos procesados. Las fotografías junto a montoncitos de terrones de azúcar que equivalen al que contienen en su interior son el mejor ejemplo visual hasta la fecha.

"Un plato preparado de Albondigas con tomate marca Carretilla tiene 8g de azúcar, equivalente a 2 terrones."

"Un yogur Activia 0% de Fresa Granada tiene 16gr de azúcar (4 terrones)."

Las imágenes tienen un brillo publicitario hecho a conciencia y con ironía que las altas columnas de azúcar se encargan de demoler: que un supuesto zumo de frutas tenga casi tanto azúcar como un refresco con gas, no hace ninguna gracia.

"Un brik de Don Simón Funciona Max Caribe (330ml) tiene 23,8g de azúcar, casi 6 terrones."

"Una pizza barbacoa individual tiene 17g de azúcar, equivalente a 4,2 terrones. Pizza analizada: Marca Palacios. Barbacoa para el microondas (Individual, 225g)"

Porque aunque invisible, adopta varias formas para entrometerse donde no le llaman de manera notoria: gramos de azúcar en tropel bajo pseudónimos como “jarabe de maíz”, “sirope de malta”, “fructosa líquida”, “melaza”, “dextrosa” o “dextrina”.

"Una lata de Monster (553ml) tiene 60g de azúcar (15 terrones). ¡Cuidado! Su consumo es frecuente en adolescentes."

"100gr de golosinas contienen 56gr de azúcar, igual a 14 terrones. Evita que los peques las consuman de manera habitual."

Además, cuando un producto sostiene que es “sin azúcares añadidos”, no se incluyen los que ya están presentes en el alimento original y tampoco los edulcorantes o los sustitutos artificiales de los azúcares.

"Un helado Magnum contiene 23g de azúcar, equivalente a 5,75 terrones. Variedad analizada: Doble chocolate."

Una lata de Tónica Schweppes (330ml) tiene 27,7g de azúcar, casi 7 terrones.

¿De dónde procede esta tendencia a consumir azúcar? Sencillo: el azúcar es energía pura y dura para el cuerpo y no necesita apenas esfuerzo para procesarla. Cuando los fabricantes la añaden a los productos, haciéndolos cada vez más dulces, es como si alimentaran una adicción. 

"Un café del Starbucks (variedad Mocca Blanco venti, con nata y sirope de chocolate) tiene 80gr de azúcar, lo que equivale a 20 terrones. ¡10 veces más de lo habitual en un café!"

A día de hoy, como apuntó la American Journal of Clinical Nutrition, se consumen casi 70 kg de azúcar por persona al año, frente a los menos de 10 kg que dominaban las estadísticas hasta el siglo XIX.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar