PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Una fotógrafa denuncia el maltrato animal a partir de situaciones de nuestra vida diaria

H

 

'We Animals' descoloca e incomoda buscando un clic mental en tu cerebro para cambiar definitivamente tu relación con los animales

R.M.T

22 Junio 2017 18:57

"“Me encontraba con unos amigos en Manhattan cuando esta joven pasó delante de mí con una cabeza de ciervo disecada. Me quedé alucinada ¿Era la única en la ciudad que veía esto de la forma en que lo hice?”

Estas son las palabras de Jo-Anne McArthur, una fotógrafa que ha firmado We Animals (Plaza y Valdés Editores, 2017), el proyecto fotográfico que podría cambiar definitivamente tu relación con los animales y que destinará los fondos de su versión en español a la organización activista Igualdad Animal.

El libro se divide en las secciones de moda y entretenimiento, alimentación, investigación, compasión y las notas de campo que McArthur tomaba mientras hacía las fotos, un material que a modo de crónica las acompaña y las explica. Cabe destacar también el trío de dedicatorias que encabezan el volumen: “A los cientos de miles de animales que he conocido, y con sumo respeto he fotografiado, pero que no he podido salvar. A los luchadores por los derechos de los animales. Y a Ron (1973-2011), un chimpancé que sufrió la carga del ‘progreso’ sobre sus hombros y dentro de su valiente corazón. Mi más querido maestro, te echo de menos”.

McArthur lleva toda una vida dedicada a sus dos pasiones: la fotografía y los animales. Y ha querido que su carrera, lejos de ser un ejercicio de regocijo estético, tenga un impacto real en las conciencias de la sociedad. Quiere que sus imágenes obliguen al espectador “a mirar en su interior, que es cuando empiezan las preguntas y los cambios”.

Para ello, ha tenido muy claro que debía retratar la realidad, ya fuese amable o brutal, de una manera muy concreta porque, para la fotógrafa, la imagen “debe contener belleza y humanidad, aunque la situación resulte perturbadora. No quiero tomar solamente fotos de animales enormes que tengan carismo y de cachorros preciosos para que los espectadores se sientan felices y contentos y no les preocupe su bienestar”.

Todas las fotos parten de una premisa fundamental: “Lo que vas a ver en estas páginas puede sorprenderte o incomodarte. Mi objetivo no es apartarte sino atraerte, hacerte partícipe”. El nuevo trabajo de McArthur, Captive, va acompañado de una publicación diaria en redes sociales de animales en cautividad y puede seguirse aquí.

Mercado de fin de semana en Chatuchak, Bangkok (2011)

"Un hipopótamo viviendo en un pequeño estanco en el zoo de Calgary. Canadá, 2009"

Pollitos coloreados vendidos al peso

“Quiero romper las barreras que los humanos hemos construído y que nos permiten tratar a los animales no humanos como objetos y no como seres con moral”, dice McArthur. Porque “los humanos son animales sintientes tanto como los seres que usamos para alimentarnos, vestirnos, investigar, experimentar, trabajar, entretenernos, esclavizar y para hacernos compañía”.

Perros en un espectáculo de circo. Circo Shriner, Canadá

"Los aquaparks alojan otros animales como estos osos negros que pasan la mayor parte del día pidiendo chucherías a los turistas. Marineland, Canada, 2011"

iFeria de los reptiles, en los que se despellejan miles de serpientes cada año

"Una fosa de cerdos o zona de compostaje detrás de una granja. Australia, 2013"

Mochila escolar colgada junto a un pez destripado

"Si se mira con atención, se puede observar que la cabeza del gato tiene unas pequeñas marcas en el interior del cráneo que nombran cada parte".

"Granja de cocodrilos. Camboya, 2009"

Ciudad de las mantas raya, Islas Caimán

"Este matadero compra cada conejo vivo por 1,35 euros y vende su cuerpo por 3,10 euros"

 

"Le pregunté por qué quería ser matador. 'Porque me encantan los animales', me respondió. Madrid, España, 2009".

share