Food

Corea del Sur alerta a sus ciudadanos: "dejad de comer ratas gigantes"

El consumo de bilis es extremadamente peligroso pero la medicina tradicional china defiende que es muy saludable

El gobierno de Corea del Sur está avisando a sus ciudadanos para que dejen de comer coipu, un animal mucho más grande que el de la foto de portada, que está entre la nutria, la rata y el castor, después que haya empezado a crecer rápidamente el número de gente cazándolas para quitarles la bilis.

La razón: la bilis de rata cura enfermedades hepáticas según la medicina tradicional china.

 En enero se publicó un estudio científico  por la Universidad de Gyeongsang y de la Oficina de Medio Ambiente de la cuenca del Río Nakdong, en el que se decía que las vesículas de estos animales tienen un gran nivel de ácido ursodeoxycólico mayor que el que se encuentra en las vesículas de los osos, un ingrediente preciadísimo en muchas partes de Asia, con un coste elevadísimo y cruel, puesto que supone enjaular a los osos e irles sacando la bilis durante meses. Todo porque para la medicina tradicina china esta bilis es muy eficente para tratar afecciones de hígado y vesícula.

En el mismo estudio se avisaba que consumir esa bilis entrañaba muchos peligros, pero eso no detuvo a los surcoreanos.

El ministerio de medioambiente ha tenido que intervenir hoy para decir al país que las ratas de río no son seguras para el consumo humano, según informa The Korea Times: “la vesícula y el hígado pueden estar infectados con bacterias zoonóticas y parásitos”, dijo el portavoz Noh Hee-kyong.

Pero mientras que el gobierno no quiere que la gente se coma a los animales, sí aprueba su caza, ya que las ratas de río se consideran una especie invasora en el Corea del Sur, que se introdujeron hacia los años 80 solamente por el interés de sus pieles. Por esta razón, el gobierno ofrece unos 15 euros por cada una.

[Vía BBC]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar