Food

Cada vez más gente hace dietas basadas en su ADN pero, ¿es realmente científico?

Basándose en un análisis genético muy asequible te dirán qué comer, qué ejercicio hacer e incluso que maquillaje usar, pero ¿es fiable?

oi oi

Recientemente, Vitaly Husar, un vendedor de 38 años, recibió los resultados de unas pruebas de ADN que le cambiaron la vida. Hablaban de su dieta y le indicaban que lo estaba haciendo todo peor que fatal.

Husar, ucraniano de origen, se había pasado toda la vida comiendo la dieta típica de su país: muchísima carne, patatas, sal y grasas saturadas a tutiplén. Pero después de leer las sugerencias realizadas por DNA Lifestyle Coach, decidió cambiar su estilo de vida y pasarse a una dieta más mediterránea.

DNA Lifestyle Coach es una startup que ofrece a sus clientes consejos sobre dieta, ejercicio y otros aspectos de la vida diaria basándose en solamente en su genética. "Te muestran los genes que están ligados a cada aspecto y te enseñan el estudio", dijo Husar a Gizmodo. "Hay ciencia detrás de todo esto".

DNA Lifestyle Coach no es la única empresa que está intentado sacar de nuestro código genético productos para nuestro día a día. En la última década los análisis genéticos se han vuelto muy baratos, y todo apunta a que este tipo de productos y servicios serán el nuevo boom entre los consumidores que buscan mejorar su salud. Pero lo cierto es que la comunidad científica tiene serias dudas al respecto.

Según explicó Eric Topol, un genetista de San Diego, a Gizmodo, "Millones de personas analizan su genotipo, pero muy pocas reciben su genoma completo secuenciado. Necesitamos billones de personas secuenciando su genoma para ser capaces de poder darle a la gente información sobre qué tipo de dieta han de seguir", dijo.

Parece que los especialistas en genética, pues, tienen la sensación de que todo esto es un engañabobos que podría incluso jugar con la salud de las personas haciéndoles suculentas ofertas por grandes consejos.

Por solo 70$ Husar obtuvo una información increíblemente específica desde DNA Lifestyle Coach: necesitaba tomar suplementos de vitamina B12, D y E, comer más yodo y mucha menos sal. También le recomendaron que el 55% de sus grasas fueran monosaturadas, como las del aceite de oliva, y que enfocase su rutina de ejercicios a conseguir más fondo y menos a la velocidad y la fuerza.

Y, bueno, los resultados que obtuvo no son discutibles. Husar siguió todo lo que le dijeron y consiguió bajar 3 kilos y, por primera vez desde que tiene memoria, no se pilló un catarrazo monumental al llegar el invierno. Posteriormente Husar se hizo unos análisis de sangre que confirmaron lo que era deficiente en vitamina B12, D y E, por lo que ha decidido seguir a pies juntillas los consejos que le dieron en DNA Lifestyle Coach, aunque es muy probable que simplemente estuviera comiendo mal, fuera cuál fuera su condición genética.

De momento, los expertos siguen considerando que estos servicios están más cercanos a la superstición que a la ciencia.

[Vía Gizmondo]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar