PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

¿El ejercicio físico nos protege del riesgo de sufrir demencia?

H

 

Tras analizar a 10 mil personas durante 28 años, el estudio más completo sobre cuerpo y mente tiene una muy mala noticia para la humanidad

PlayGround

28 Junio 2017 15:04

La Organización Mundial de la Salud estima que en el año 2015 se dieron 47 millones de casos de demencia en todo el mundo. Es una de las consecuencias del aumento de la esperanza de vida; de hecho, esta cifra podría triplicarse en 2050.

A falta de curación, los estudios de los últimos años se han centrado en encontrar factores de riesgo modificables y estrategias paliativas que ayuden a suavizar sus efectos. Si no somos capaces de erradicarla, al menos que podamos retrasar su aparición.

Con este objetivo, un equipo de investigadores de la Universidad de Londres –encuadrados en el Estudio Whitehall II– ha analizado durante casi 28 años y una muestra de 10.000 personas si la actividad física es uno de los factores que pueden ayudar a protegernos de la demencia. 

Muchos años y mucha gente para llegar a un resultado desalentador.


  Según los investigadores del mencionado estudio, las evidencias que existían al respecto eran del todo inconsistentes. Algunas fuentes sugerían que el ejercicio nos protege de esta enfermedad, pero el reciente análisis desvincula al deporte de su presunta capacidad neuroprotectora.

Lo único que sí se redujo fue el nivel de actividad física de las personas que años después serían diagnosticados de demencia. Por tanto, se deduce que en realidad la falta de ejercicio a cierta edad no es un factor de riesgo, sino un indicativo de que quizás algo no funciona como debería.

El texto (recientemente publicado en la prestigiosa revista British Medical Journal) viene a desmontar una creencia popular tremendamente arraigada. El deporte flexibiliza nuestras articulaciones, contribuye a nuestro bienestar mental e incluso reduce el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.

Los beneficios son incalculables, es evidente, pero entre ellos parece que no está el de reducir el deterioro progresivo de nuestro raciocinio.

 

El reciente análisis desvincula al deporte de su presunta capacidad neuroprotectora.



[Vía British Medical Journal]

share