Food

Así es la dieta de los astronautas de la NASA

"La estancia mínima en la estación es de seis meses y no podíamos permitir que los astronautas se aburrieran de la comida al tercer día"

Imagínate ser por un día astronauta. Imagínate por los aires, pendiente de ver cosas increíbles, para contárselo después al resto del planeta. Como humano, seguro que habría comidas que echarías en falta; por ejemplo, algo tan sencillo como un café. Pues bien, eso ocurre: los astronautas de la NASA también tienen sus dietas y preferencias en la comida, aunque su trabajo no les permita ser tan sibaritas como a los demás.

Jeff Williams, astronauta de la NASA y piloto experimental además de ser el primer ser humano que entra en un hábitat espacial hinchable, confiesa que lo que más valora es el café de por la mañana. También explica que el kit del desayuno está empaquetado y listo para consumir, lo que evidencia el riguroso proceso que deben seguir los alimentos y su preparación en el espacio. 

Por su parte, en el Centro Espacial Johnson (Houston) los científicos de alimentos explican el trabajo que deben realizar al suministrar a los astronautas de la NASA una dieta nutritiva. Maya Cooper es una de las responsables del equipo: el 40% de los alimentos enviados a los astronautas depende de ella. Asegura que buscan lograr el equilibrio entre las comodidades que ofrece el hogar y la comida saludable.

"Existen muchos elementos que hemos ofrecido en el menú con muy buen sabor, pero recientemente hemos hecho una gran reducción de sodio, tratando de reducir su contenido en el menú para el espacio", dice Cooper. También explica que han tenido que reformular muchas de esas fórmulas, conservando el sabor y los aspectos más positivos de la comida casera. Y es que no habría que olvidar que la ingravidez requiere más energía (consumen unas 3.000 calorías al día) pero a la vez una dieta muy equilibrada.

Tampoco se puede olvidar otro dato: en el espacio, los alimentos son más insípidos, y por eso la NASA empezó a diseñar platos sabrosos además de nutritivos. Las mismas tuvieron que ver con la calidad de las comidas, que les resultaban más insípidas que en tierra firme. Desde la NASA se preocuparon y comenzaron a diseñar platos que, además de ser nutritivos, fueran ricos y sabrosos.

Grace Douglas, doctora y científica de la NASA, explica que "la estancia mínima en la estación es de seis meses y no podíamos permitir que los astronautas se aburrieran de la comida al tercer día". Por eso, el menú espacial (y también especial) incluye más de veinte platos distintos (entre los cuales, patata dulce africana, galletas de crema de cacahuete y algo parecido a la paella), café instantáneo y bebidas energéticas. Asimismo, prohibe los aceites, la manteca y el azúcar. En su lugar, se utilizan edulcorantes sintéticos.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar