Food

El video con maltrato a cerdos de granja que escandaliza a Francia

Una asociación destapa uno de los peores casos de maltrato animal que se recuerdan en el país galo: “El peligro de transmisión de enfermedades es máximo, no solamente entre los animales sino también para los humanos”.

Una explotación ganadera de cerdos en Francia está en el ojo del huracán. Y no es para menos. La asociación L214 ha difundido hoy un vídeo en el que se muestra lo que podría ser el peor caso de maltrato animal de lo que llevamos de año.

La ONG considera que el lugar tiene “unas condiciones de higiene deplorables” y “genera un sufrimiento intolerable para los animales” y ha demandado al propietario de esta granja de Quimper, en Francia, que podría enfrentarse 6 meses de encarcelamiento y 7.500 euros de multa. También ha lanzado una petición a las autoridades para que cierre de inmediato este miembro de la cooperativa Triskalia, que se dedica a producir cerdo de la Bretaña y que pasa por producir cerdo de calidad.

La cooperativa ha aclarado que “La explotación en cuestión es un criadero de 130 cerdas para cría y engorde en el que el criador, de 29 años, trabaja solo. Tomó el negocio en 2013, en plena crisis porcina. Pero la falta de limpieza de las instalaciones que muestran las imágenes no es en ningún caso representativa de los criaderos de cerdos en Francia. Esta situación es excepcional. En este criadero, la sobrecarga de trabajo ha hecho que el criador se concentrara en las necesidades alimenticias de los animales en detrimento del estado general de las cuadras”.

El vídeo fue realizado a finales de enero en la granja EARL de Trégonguen, que se dedica a criar cerdos exclusivamente para enviarlos al matadero. En él se ven animales famélicos, heridos, enfermos, agonizantes. En una de las jaulas hay el cadáver de una cerda en estado de putrefacción y algunos cerditos muertos.

Hay excrementos cubriendo los pasillos, telas de araña inmensas cubriendo las paredes, jeringas usadas y deshechos veterinarios por doquier y material quirúrgico por estrenar a pleno sol.

Sébastien Arsac, portavoz de L214, denuncia que “la insalubridad general es sórdida. El criador no debe estar controlando a diario el buen funcionamiento de la granja tal y como debería. Los animales han sido dejados a solas, con nutrición automática. Las carencias de ventilación entrañan problemas respiratorios para los animales y los medicamentos que se han encontrado en el criadero son un peligro”.

Y todavía hay más. Los animales tienen la cola cortada, una práctica que está prohibida hacerla de manera sistemática y que se llevaba a cabo para evitar que se la comieran entre ellos. La asociación también pone en entredicho la superpoblación de la granja que no permite a los cerdos comportarse de manera natural.  

En suma, la granja está infringiendo numerosas directrices europeas relativas al cuidado de los cerdos en los criaderos. Y esto no solamente perjudica a los animales: “El riesgo de transmisión de enfermedades es máximo, no solamente entre los animales sino que también supone un gran peligro para la salud humana”.

Le Monde, que ha recibido este vídeo, se ha puesto en contacto con el criadero y con las autoridades de Finistère, que hicieron su inspección el 25 de mayo de 2016, sin obtener respuesta de ninguno.

[Vía Le Monde]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar