Food

Anonymous tiene un mensaje para ti: "Es el fin. Es la desaparición de toda la flora"

¿Por qué este vídeo de Anonymous sobre el futuro negro de la alimentación no interesa a los grandes medios de comunicación?

“Es el fin. Es la desaparición de toda la flora”. Son las palabras de Claude Bourguignon, director del Laboratorio de Análisis Microbiológicos de Suelos ( LAMS), para un vídeo grabado por la sección francesa de Anonymous, el colectivo hacktivista que nunca deja de lado las cuestiones de alimentación y en cuya última acción expuso los horrores de las granjas de animales.

Pero con este vídeo se trasladaron al campo, para arrojar algo de luz sobre el estado de la agricultura. Y no había que buscar arriba, en los árboles, ni en la mesa, con los alimentos. La verdad se encontraba bajo sus pies, en el suelo. Fue Bourguignon quién los guió.

Bioquímico y doctor en ingeniería agrónoma y miembro de distintas sociedades científicas, este científico francés lleva toda su vida estudiando la vida que hay en el suelo, de la que depende la agricultura y nuestra supervivencia. Y su pronóstico es infausto: “Esto se muere, se muere, se muere (...) Puede ser que un día veamos cuando esto peta”.  

Hemos mostrado que los suelos se están muriendo biológicamente y nos han pedido que nos callemos.

 Obviamente, su verdad molesta. “ Nos hemos quedado solos porque cuando hemos empezado a mostrar que los suelos se están muriendo biológicamente, nos han pedido que callemos. Ahora estamos por nuestra cuenta porque creemos que es nuestro deber científico alertar al mundo agrícola que la vía que ha escogido no es la buena”.

Los ecologistas se preguntan '¿Hasta cuándo? ¿En qué momento la humanidad empezará a colapsar?

Pero sus palabras de alarma no deberían tomarse a la ligera. Primero, porque son más de 8 mil análisis de suelos de todo el mundo los que ha realizado LAMS. Y, segundo, porque la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura dedicaba un libro entero a la materia, titulado La importancia de los suelos orgánicos que empezaba así:

“Un suelo sano es la base del sistema alimentario. Produce cosechas sanas que pueden nutrir a las personas. Mantener un suelo sano requiere cuidados y esfuerzos de los agricultores porque el cultivo no es benigno: entorpece los procesos naturales mediante los que el suelo se recicla".

Un suelo sano es la base del sistema alimentario. Produce cosechas sanas que pueden nutrir a las personas.

Del mismo modo, el doctor en Ecología de la Universidad de Cornell, David Pimentel, afirmaba en un estudio que "la erosión del suelo es segundo problema más grande que afronta el medioambiente después del crecimiento de la población", según recogía Food Tank junto con otras investigaciones.

¿Quieres saber cómo afecta la muerte del suelo al planeta? Bourguignon te cuenta cómo funciona esto del suelo.

“El suelo es como una esponja y si lo cuidamos mal, se compacta, se cierra. En cambio, si la fauna lo trabaja, lo airea y lo hincha. Es por eso que cuando caminas por el suelo del bosque, ves el suelo mullido, aireado por la fauna. Entonces, el suelo que ha sido cultivado y maltratado, está completamente compactado, completamente condensado sobre él mismo. Así, cuando llueve, no puede absorber el agua y de ahí la erosión. Pero es mucho más fácil culpar a la lluvia de la erosión, de las inundaciones, que decir que lo ha provocado un sistema agrícola, porque desde hace 20 años tenemos inundaciones pero es que también desde hace 20 años sufrimos el mayor período de sequía de la historia de Europa en 3.000 años. Es decir, que con la agricultura intensiva hemos inventado las inundaciones durante un período de sequía. ¡Eso sí que es fuerte!

Ya no hacemos agricultura en Europa; mantenemos con vida a plantas que solamente piden morir porque están realmente enfermas.

¿Cómo no habría que preocuparse? Así prosigue el mensaje de Bourguignon:

“Ya no hacemos agricultura en Europa; nos dedicamos a curar las enfermedades de los vegetales, mantenemos con vida a plantas que solamente piden morir porque están realmente enfermas. Y esto no tiene nada que ver con la agricultura. La agricultura no es esto. La agricultura es cultivar plantas vivas”, dice Bourguignon.

También explica que hasta 1950 no se usaban pesticidas en el trigo que se cultivaba en Europa pero que ahora se le aplican 3 o 4 tratamientos antifúngicos porque si no el grano se pudre antes de llegar al silo. Por eso se le añade mucho nitrógeno, dice, que hace que la planta pierda resistencia y se doble, por lo que se le agregan hormonas, que acorta su altura… Un círculo vicioso que no sólo afecta al trigo, sino a las plantas que hay alrededor.

Estamos matando todo aquello que es fuente de vida.

“Es el fin. Es la desaparición de toda la flora. La gente pasea por el campo y no se entera… Pero antes los campos estaban llenos de amapolas, había otras especies, había biodiversidad”, sentencia el científico.

“El suelo es el hogar del 80% de la biomasa viva y si lo matas, y ya hemos matado el 90% en Europa, estaremos matando todo aquello que es fuente de vida: los microbios que nutren nuestras plantas, que hacen que nuestras plantas estén sanas y que sean nutritivas para nosotros. De ahí que seamos la sociedad con más comodidades de toda la historia de la humanidad pero nuestros gastos en sanidad aumentan un 6% cada año. Pues hay alguna pregunta que cabe hacer:

¿Por qué si la gente está bien alimentada se pone tan enferma?

O tal vez el error esté en la siguiente argumentación: ‘Vivimos cada vez más años’.

¡Seguro! Pero la gente que ahora tiene 80 años no conoció la agricultura química antes de que cumplieran 50, porque apareció en los años 70. Hasta los 50 años no comieron eso. Yo mismo recuerdo cuando todavía era niño y la leche de vaca tenía sabor a leche de vaca, que sabía de verdad, y esa no es la leche de ahora. La agricultura química es muy reciente en la historia de la humanidad y no conocemos sus resultados reales”.

La agricultura química es muy reciente en la historia de la humanidad y no conocemos sus resultados reales.

“Y los ecologistas, en este momento, se preguntan '¿hasta cuándo? ¿En qué momento la humanidad empezará a colapsar?'. De momento, hemos destruído el 90% de nuestra biodiversidad en Europa y nosotros todavía funcionamos. Y entonces los ecologistas se vuelven a preguntar “¿Cuando hayamos acabado con el 95% que el sistema reventará? ¿Cuando hayamos acabado con…?” ¡Pues no lo sabemos! La catástrofe del cretácico es ridícula en comparación con lo que está pasando en este momento".

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar