PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

La razón por la que la carne halal está creciendo tan rápido en España

H

 

No tiene que ver con la religión…

rosa molinero

18 Mayo 2017 12:56

Más de la mitad del cordero y la ternera consumidos en Cataluña (España) se sacrifican según el rito halal. La noticia no ha sentado bien entre los animalistas. ¿Por qué? No tienen nada que objetar sobre la religión musulmana, pero sí sobre esta práctica de la sharia: se debe matar al animal sin aturdirlo, porque tiene que estar consciente mientras lo desangran y en dirección a La Meca.



Los porcentajes son, cuanto menos, sorprendentes: la ternera halal alcanza el 59% y el cordero un 61%, que ha crecido 21 puntos desde 2012, según la Federación Catalana de Industrias de la Carne (FECIC). Por contra, el porcentaje de musulmanes en España cabe en el 2,3% de religiones minoritarias que se practican en el país frente al 68,4% de católicos, cifras que son similares para esta comunidad autónoma.

Así, cuesta entender por qué el rito halal casi iguala los métodos empleados en los mataderos aprobados por la Unión Europea para garantizar el bienestar animal.

Según fuentes de El Periódico, el aumento de la demanda de carne halal se debe a que si el animal se aturde, se reduce su sufrimiento pero la carne ulterior tiene peor aspecto ya que sufre hemorragias internas. Por contra, algunas teorías apuntan que la carne de un animal que muere en tensión es de menos calidad porque se ha acumulado tensión en su cuerpo.



Por otro lado, el secretario general de FECIC, Josep Collado, ha dicho para el mismo diario que este crecimiento se debe a que se está exportando más a mercados musulmanes para dar salida a partes de los animales como las patas o la casquería que nosotros no valoramos pero ellos sí. El filete se queda en tierra y el hígado hace las maletas, pero necesita el pasaporte halal. Por lo tanto, hay que sacrificar al animal según el ritmo musulmán.

Pero puede haber otra razón. El mismo periódico apuntaba a principios de mayo que lo halal atrae a un turismo que representa el 11,2% del gasto mundial y que suele ser de clase alta en su mayoría, cuya predilección es la oferta de lujo de las principales capitales.


No es de extrañar que el Hotel Mandarin Oriental, uno de los hoteles más exclusivos de la ciudad, tenga una carta entera halal, desarrollada por el chef Paul Haddad, que hasta ha dedicado un espacio de su cocina sólo para elaborar esas recetas. “Hay que garantizar sus necesidades porque son un cliente muy agradecido”, dice Haddad para El Periódico.

De mismo modo, ya el año pasado El País se hacía eco de lo goloso que es para el viajero musulmán encontrar una industria halal bien asentada en los países a los que viajan. Porque, según Reuters, todo lo halal, moverá 1.700 millones de consumidores o, lo que es lo mismo, 1,58 billones de euros en 2020.

 


share