PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Estas son los 5 razones por las que deberías orinar en la ducha

H

 

El 80% de la población asegura hacerlo con regularidad. Al resto le da vergüenza confesarlo

PlayGround

24 Julio 2017 10:55

Que levante la mano quien orine en la ducha. ¿Nadie? ¿Seguro?

[Vídeo relacionado]



La costumbre de aliviar la vejiga mientras nos duchamos acarrea una mala fama –injustificada– que invita a negar la evidencia. Cuando surge la pregunta en público la rechazamos de pleno, meneando la cabeza hacia los lados, con toda la dignidad del mundo, pero lo cierto es que las encuestas no engañan: en el programa Today Show, un magazine matutino de noticias emitido todas las mañanas en la cadena NBC los resultados fueron que el 80 por ciento de las personas admitió liberar ese líquido amarillo en la ducha con regularidad.

Pocas son. Los siguientes 5 beneficios van dirigidos al 20% restante que aún no ha superado ese pudor o lo practica en silencio:

1. Es económico. De acuerdo con la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos, cada vez que tiramos de la cadena desperdiciamos de media 3,78 litros de agua, y los modelos más antiguos pueden llegar a gastar 26,49 litros. Teniendo en cuenta que cada persona visita el inodoro de seis a ocho veces al día, la cantidad de agua invertida parece inasumible.  

2. Es bueno para el medio ambiente. Según un estudio elaborado por la Universidad de East Anglia en Norwich (Reino Unido), si sus 15.000 estudiantes orinaran en la ducha una vez al día durante todo un año, ahorrarían una cantidad de agua suficiente para llenar 26 veces una piscina olímpica. Y otro apunte en esta línea, procesos como el de los estudiantes se traducirían en un menor desperdicio de papel higiénico, con lo cual el ahorro llegaría por partida doble.

3. Es higiénico. Muchas voces autorizadas se han preguntado cómo acabó el papel higiénico siendo un estándar de limpieza post evacuación. Pero fue el cantante Will. I. Am el más explícito: Coge un poco de chocolate, viértelo sobre un suelo de madera y después trata de limpiarlo con toallas secas. Vas a meter chocolate en las grietas. Y esa la razón de por qué necesitas tener a mano toallitas de bebé”.

El artista va un paso más lejos, sí, pero evidencia los beneficios de enjuagarnos bajo un chorro de agua. 

4. Es limpio. Después de mear tire de la cadena. Y limpie las gotas de la taza. ¿Cuántas veces hemos leído esta petición? Muchas de esas veces se le hace caso omiso, y nosotros dejamos de tener fe en el civismo de los demás. En la ducha, al menos, resulta más complicado orinar fuera (seguro que algunos lo consiguen).

5. Es bueno para tus pies. Quizás estemos cruzando los límites del buen gusto, pero algunos expertos aseguran que el ácido úrico y el amoniaco de la orina sirve para eliminar los hongos que aparecen en los pies. Ya ven, los pies de atleta y los escrúpulos son incompatibles.


share