Food

Acusan a un anciano de 74 años de regalar galletas de marihuana en la iglesia

Una experiencia religiosa: ir a misa dominical y acabar colocado de THC

En toda iglesia hay feligreses más motivados que otros con esto de conectar espiritualmente con Dios y con el prójimo. Tal vez sea este el caso de Brian Jones, de 74 años que repartió galletasde marihuana entre los parroquinaos sin avisar a nadie de sus "perversas"  intenciones.

Seis de los asistentes a la misa de la iglesia de San Juan Apóstol en Bloomington (Indiana) acabaron en el médico con unos síntomas muy extraños: náuseas, lentitud  y letargia. Todos ellos habían comido las galletas que el bueno de Brian había llevado para endulzar y elevar su espíritu.

Tres de ellos dijeron que las galletas estaban un poco más saladas de lo habitual, pero no protestaron para no hacerle un feo al pastelero que con tan buena voluntad las había horneado.

La policía procedió a entrevistar a Jones, que afirmó que había hecho las galletas el sábado por la noche para la misa dominical. Sin embargo, nada sabía sobre ninguna sustancia ilegal.

Así que su casa tuvo que ser registrada en busca de pruebas que inculparan o absolvieran al sospechoso. Y se encontraron una caja de pastillas que contenían unas cápsulas aceitosas y marrones que dieron positivo en marihuana cuando pasaron por el laboratorio.

El anciano se entregó después de que un juez diera la orden de arrestarlo y ahora se enfrenta a cargos de temeridad y posesión de aceite de marihuana. Pero el misterio de si lo hizo con fines espirituales o para echarse unas risas sigue sin respuesta.

Tags: ,

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar