PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

“¿Qué pudo pasar?” Una cena acaba en dos muertes y sobrecoge a un pueblo de Francia

H

 

La historia parecía un guión de novela de Agatha Christie, pero finalmente encontraron una explicación a las muertes

rosa molinero

10 Agosto 2017 11:29

Rosbif y judías. Esto fue lo que cenaron dos hombres antes de morir en su casa de Authon-du-Perche, al norte de Francia. Y también un poco de camembert, pan y vino. Eran Olivier Boudin, de 38 años, y Lucien Perot, de 69, y los encontraron todavía sentados a la mesa. Sus cuerpos no presentaban signos de violencia y ninguno de los otros comensales que aquel día pasaron por el restaurante se había intoxicado. ¿Qué es lo que ocurrió?



Una vecina los vio alrededor de las 6 de la mañana del jueves sentados en la mesa de la terraza y asumió que estarían durmiendo la mona después de una cena bien cargada de vino. Al mediodía, la misma vecina volvió a verlos en la misma posición y se extrañó. Al acercarse a ellos para levantarlos, se dio cuenta que los dos habían muerto.

“Botulismo en las judías de lata”, se especuló. Pero dieron negativo en los tests de toxicidad, junto con el resto de la cena. “Seppuku en pareja”, “envenenamiento mediante cerbatana”, “muerte espontánea”, “corazón de fiesta”, podrían pensar otros.



En realidad, lo que pasó fue lo siguiente: Perot, en un estado de embriaguez considerable, se atragantó y se ahogó con un trozo de costilla que no pudo masticar bien, ya que le faltaban varios dientes. Boudin, que tenía una enfermedad cardíaca genética, tuvo un ataque al corazón al ver cómo moría su amigo.

share