PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Los 5 alimentos mexicanos que financiarán el muro fronterizo de Trump

H

 

"Cada vez que coma un maldito taco me voy a sentir culpable por ayudar a construir tu estúpido muro" 

rosa molinero

27 Enero 2017 17:06

Twitter arde estos días con cada nuevo paso de la administración Trump en la frontera sur:

Trump añade un 20% de tasas en todos los bienes importados de México. LOS AGUACATES SON EL NUEVO CAVIAR.

De verdad, Trump? Ahora, cada vez que coma un maldito taco me voy a sentir culpable de ayudarte a construir tu estúpido muro.

Un 20% de tasa para el muro? La guerra de las drogas se va a acabar porque los cárteles van a empezar a traficar con tacos.

Así amanecía Estados Unidos ante el plan del nuevo gobierno que pretende tasar todos los productos mexicanos de importación con un 20% para financiar el muro fronterizo de 3.200 km y de 15 billones de dólares. Y eso afecta directamente a los estómagos yankees, puesto que México les proporciona un 20% de su dieta.

Lo cierto es que EE.UU. tiene una dependencia alimentaria de México indiscutible. Al vecino del sur se le compran productos agrícolas por un valor de 21 billones de dólares, colocándolo como el segundo socio comercial en este sector (y el tercero en general).


Según cifras del Oficina de Comercio del gobierno estadounidense, en 2015 las mayores exportaciones las lideraron los vegetales frescos (4.8 billones), fruta fresca (4.3 billones), vino y cerveza (2.7 billones), snacks (1.7 billones), (fruta y verduras procesadas 1.4 billones).

En concreto, los productos más afectados que cada vez que se consuman en territorio estadounidense estarán financiado el muro son estos:

  • Aguacates. El 78% del “oro verde” proviene de México, según cifras de 2014 de la Agencia Estadounidense para el desarrollo internacional.

  • Tomates. El 71% de estas solanáceas se compran a México, según el Departamento de Agricultura de EE.UU

  • Azúcar. El 15% del azúcar consumido en EE.UU se cultiva en México

  • Tequila. El 79% de este alcohol se importa desde México

  • Cerveza. Estados Unidos gastó más de 1.3 billones de dólares para comprar cerveza mexicana

Estados Unidos importa de México mucho más de lo que exporta. Sus economías están muy entrelazadas. Solamente desde el 2000 se ha calculado un incremento de las importaciones de una media del 4% por año. Y en el norte han dado cuenta que sus ciudadanos necesitan a diario productos que están ligados necesariamente a la exportación, ya que el país no alcanza a producirlos.

El Centro de Investigación Económica del Departamento de Agricultura indica que el 95% de café, chocolate, pescado, marisco, la mitad de fruta y zumos y un tercio de vino y azúcar tienen que comprarlos fuera.

El gravamen a todos estos productos generaría 10 billones de dólares anuales que costearían el sueño de Trump, que esta semana declaró que “Una nación sin fronteras no es una nación”. Así lo afirma el portavoz del gobierno Sean Spicer, quien explicó que “La política actual en cuanto a exportaciones e importaciones se basa en el libre albedrío, lo que es ridículo”-

Sin embargo, los propios republicanos han mostrado su desacuerdo. John McCain mostró una preocupación en augmento por las palabras del presidente y dijo que "cualquier intento por restringir o imponer nuevas barreras en nuestra capacidad para comerciar con México o Canadá perjudicarían severamente los tratados comerciales futuros y tendrían severas consecuencias para el país.

Asimismo, el senador republicano Lindsey Graham tuitetaba:

"Seguridad fronteriza sí, tasas no. México es el 3er mayor socio comercial. Cualquier tasa que nosotros impongamos, ellos también la pueden imponer. Es una gran barrera para el crecimiento económico" y "En palabras llanas, cualquier propuesta de políticas que aumenten el precio de la Corona, el tequila o las margaritas es la peor idea en mucho tiempo. Muy triste".

Pero que antes de que esta medida empiece a ejecutarse, deberá pasar varios filtros. Jonathan Heath, economista independiente, afirmó para The Guardian que la polémica tasa se someterá a votaciones en el Congreso y seguramente llegue a la Organización Mundial del Comercio.

Además, Heath explica que la cabe posibilidad que el presidente use algunos de los estatutos existentes y legales le permitan imponer su ley, tal como hizo Reagan con las importaciones japonesas, declarando que los intereses del país corren peligro.

“Trump podría exponer que el aumento de paro en el sector de las manufacturas o el flujo ilegal de inmigrantes mexicanos es una crisis de seguridad nacional que justifica la invocación de esta ley y la imposición de la tasa. Que la NAFTA o la OMC la aprueben, es otra cosa”.

Por su parte, el gobierno de México no ha tardado en reaccionar. Peña Nieto, en un mensaje oficial, repitió que el muro no sería pagado por los mexicanos. Su ministro de economía, Ildefonso Guajardo, fue más contundente: “Está claro que tenemos que estar preparados para neutralizar inmediatamente el impacto de tal medida. Y también está muy claro cómo hacerlo: con una acción fiscal que la neutralice claramente”.

El mismo Guajardo aventuró que un proteccionismo de ese calibre puede provocar una recesión global. Con la misma vehemencia se mostró Luis Videgaray, ministro de asuntos exteriores: “Una tasa en las importaciones mexicanas a EE.UU no es una manera de hacer pagar a México por el muro, sino de que el consumidor americano lo pague porque los aguacates, las lavadoras y las televisiones van a ser más caros”.

No es para menos, puesto que la snuevas políticas hacia el comercio, el trabajo y la inmigración vienen resintiendo a México desde que el nuevo presidente empezó su campaña en 2015, que ha visto cómo en noviembre del año pasado las cotizaciones del peso se hundían hasta mínimos históricos.

share