PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Las personas con alergias alimentarias graves estallan: "Dejad de fingir, impostores"

H

 

Si haces saltar la alarma de incendios cada dos por tres, en algún momento la gente dejará de prestarle atención, ¿verdad?

rosa molinero

01 Junio 2017 14:40

Imagínate que tienes alergia a los cacahuetes.

La cosa se complica gradualmente porque te gustan demasiados alimentos que ahora ya no puedes comer. Tu sistema inmune reacciona violentamente ante la más mínima traza de este fruto seco: te ahogas. No se lo desearías a nadie y, en cambio, a día de hoy y de la noche a la mañana, todo el mundo parece tener alergia o intolerancia a algún alimento pero pocos la han confirmado pasando por el médico. Y esto, a parte de dar bastante rabia, puede traer consecuencias fatales para los verdaderos alérgicos.

De eso se queja Sara Elliot. Los huevos y la leche ponen en peligro su vida y teme que con la avalancha de falsos alérgicos, los restaurantes se lo tomen a cachondeo y sean menos estrictos en el control de la contaminación de los platos. “Es como cuando en los institutos los que se creen muy gracioso hacen saltar la alarma de incendios cada dos por tres. En algún momento, la gente empieza a dejar de prestarle atención a la alarma”, dijo para la CBC.

“Es egoísta y de mala educación. Y también peligroso e irresponsable”, concluye Elliot, que afirma que ha dejado de ir a restaurantes después de enfermarse varias veces. E incluso afirma que “he tenido experiencias en los que el chef me ha dicho que no quería cocinar para mí”.

Hace un par de años que periódicos y webs de nutrición se llenan de titulares parecidos: “¿Son las alergias alimentarias reales o una moda?”, "Tengo una intolerancia alimentaria. Soy intolerante a la gente con intolerancias alimentarias". The Guardian se lo cuestionaba en un reportaje que arrojaba datos esclarecedores sobre el asunto: un 13% de adultos británicos dicen que tienen síntomas de intolerancia cuando comen gluten, pero solamente un 0.8% han recibido ese diagnóstico por parte de profesionales, según este estudio liderado por el gastroenterólogo David Sanders.

Algo así como: "Espero que esto sea sin gluten. No tengo ni idea de lo que significa, pero parece ser tendencia estos dias".

 

Por otro lado, en una encuesta entre consumidores británicos, el 28% decía que había dejado de consumir gluten para aumentar sus niveles de energía y el 24% para perder peso. Del mismo modo, Sioned Quirke, dietista y portavoz de la Asociación Dietética Asociada, cree que “Mucha gente compra estos productos pensando que están de moda y asumen que las leches alternativas son productos superiores”.

¿Qué más puede haber detrás de esta moda de los impostores alérgicos a la comida? Después de un sondeo rápido por la red, estas son las respuestas

-Querer que en el restaurante se esfuercen más por ti por el mismo precio

-Tener algo que le dé más sentido a tu vida gris

-Evitar comer cosas que no te gustan o no quieres comer

-Para perder peso de una manera poco recomendable

-Confusión: si te sientes pesado después de comer un plato de pasta, tal vez es que has comido demasiado

-Puede ser la coartada perfecta de un trastorno de la conducta alimentaria

Sea lo que sea, es un caos para los restaurantes, porque cuando un cliente afirma que tiene una alergia debe invertir más esfuerzo, más cuidados y el servicio se ralentiza. Los camareros tienen que ser precisos, los chefs deben organizar un espacio para asegurar que no se contaminen los platos. Debe ser una locura para todos que tanta gente de repente pida esa atención extra.


Por esta razón, los restauradores también se quejan por la alarma y el caos que puede generar tener a tanta gente pidiendo atenciones especiales. El chef californiano David Mau contaba su hartazgo en columna para OC Weekly:

“Hace un par de años una chica joven entra en mi restaurante pidiéndome vodka sin gluten. Pero:

>Ningún vodka tiene gluten.

>NINGÚN VODKA TIENE PU** GLUTEN!!!"

Y añadía: “He visto a gente decir que es alérgica al gluten y cuando más tarde me he acercado a la mesa, he visto que se estaban comiendo un trozo de pizza del plato de su acompañante. Las falsas alergias alimentarias están muy de moda. La gente las colecciona y las desea como un bolso de Gucci”, dice el chef californiano David Mau.

[Vía CBC]

share