Food

EEUU rechaza 120 toneladas de aguacate en la frontera mexicana

La prensa mexicana se pregunta si Trump ya ha empezado a cumplir con sus amenazas

Estados Unidos rechazó este fin de semana pasado un cargamento de 120 toneladas de aguacates mexicanos debido a un gran desacuerdo comercial inesperado. Las habladurías no dejan de crecer y ya se habla del primer movimiento proteccionista del gobierno de Donald Trump.

El cargamento de aguacates provenía de Jalisco, que en mayo de 2016 celebró por todo lo alto el pacto con EE.UU por el que el estado norteño podía exportar su “oro verde” al país vecino tras 83 años de veto.

“Hoy estamos cumpliendo la meta de enviar aguacate a Estados Unidos gracias a la unidad y al trabajo de todos. Hay muchos productores presentes cuyos padres y abuelos hicieron un gran esfuerzo para que esto sucediera”, decía orgulloso la semana pasada Javier Guízar Macías, delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

El acuerdo con la administración Obama se esperaba como agua de mayo en los tres municipios (Gómez Farías, Zapotlán el Grande y Concepción de Buenos Aires) donde se iban a cultivar los aguacates, puesto que beneficiaría a la economía local.

Y se supuso que el cambio de gobierno no afectaría a la industria agrícola. Como señaló Héctor Padilla, secretario de Desarrollo, para El Informador, que la dependencia alimentaria que tiene EE.UU de México alcanza un 20%, una cifra demasiado alta como para rechazar los vegetales mexicanos de la noche a la mañana.

Sin embargo, distintos cambios en las regulaciones sanitarias no permitieron que los aguacates partieran hacia el norte hasta la segunda quincena de enero. Inesperadamente, no pasaron de Reynosa, la frontera más oriental con EE.UU.

Allí, en el puente Reynosa-McAllen que une a los dos países por encima del Río Grande, iba a acontecer un acto conmemorativo. La firma de un plan de trabajo entre los dos estados, lejos de ser una pura formalidad, tenía que hacerse en ese momento para que la exportación de aguacates se hiciese efectiva.

Pero tal firma nunca tuvo lugar por lo que puede parecer una mala sincronización o un paso adelante de la nueva política alimentaria de Donald Trump, que ayer retiraba a EE.UU de los acuerdos comerciales de la Asociación Transpacífica (TPP). Padilla explicó que los transportistas emprendieron el viaje varias horas antes del evento y de la firma necesaria y, a falta de ella, se les cerró el paso.

Este pequeño incidente ha sido suficiente para que los aguacates quedaran a la espera en Reynoso casi una semana mientras las autoridades correspondientes intentaban cerrar la exportación sin éxito. Así las cosas, decidieron enviar ese cargamento a Canadá, que ya es un habitual cliente de México y compró los aguacates con mucho gusto.

[Vía El Informador]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar