PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Ben & Jerry's prohíbe bolas de helado del mismo sabor en favor del matrimonio homosexual

H

 

Fácil: no se servirán dos bolas de helado del mismo sabor hasta que puedan casarse personas del mismo sexo.

R.M.T

25 Mayo 2017 11:51

"¡Creemos que las parejas que se aman, de todos los tipos, deberían tener la libertad de casarse!".

Es el grito al cielo abierto de Internet de la heladera Ben&Jerry’s que ha decidido prohibir por sorpresa servir bolas del mismo sabor a cualquier cliente hasta que Australia legalice el matrimonio homosexual. Y las 26 tiendas de todo el país ya están aplicando esta medida.

Así lo explicaba la marca:

“Hemos prohibido servir dos bolas del mismo sabor de helado y animamos a nuestrs fans a contactar a los ministros para decirles que la hora ha llegado - ¡Haced legal el matrimonio del mismo sexo! ¡El amor viene en todos los sabores!"

Además, las tiendas contarán con buzones y postales para que los clientes escriban a los representantes del gobierno con la finalidad dar apoyo a la igualdad matrimonial.

Este es su comunicado oficial de la marca que ha revolucionado el mundo del helado: "Ben & Jerry’s tiene un largo historial de compromiso con la justicia social, incluidos los derechos de los homosexuales. Este compromiso está arraigado en los valores fundamentales de nuestra Compañía, los cuales incluyen un gran respeto por la gente dentro y fuera de la misma y una firme creencia en que todos merecen derechos civiles plenos e iguales. Continuaremos trabajando con los socios relevantes sin fines de lucro para crear apoyo público, agregar nuestra voz y celebrar la expansión de la igualdad de matrimonio a nuevos estados y países".

Foto: Ben y Jerry con sus helados

En 2014, las encuestas de Australian Marriage Equality mostraban que el 72% de los australianos apoyaba el matrimonio igualitario. Pero igualmente, Australia ha propuesto un plebiscito para sondear la opinión pública para decepción de los activistas, que opinan que no hay nada que preguntar.


Lo cierto es que ya en 2013 la Corte Suprema verificó que la definición de matrimonio en la Constitución incluye la unión de personas del mismo sexo. De manera que el plebiscito no es necesario y ahora misma solamente está en manos del gobierno hacer las gestiones necesarias para que los matrimonios homosexuales puedan tener lugar. Además, los activistas se quejan de que la consulta solamente generará un coste inútil y retrasará la aprobación de las uniones del mismo sexo.

Esperemos que la campaña de Ben&Jerry's, que no es la primera a favor de los derechos de los homosexuales (ya en 2009 y en 2012 diseñó un helado para manifestar su apoyo a las uniones del mismo sexo), ayude a visibilizar esta reivindicación.

share