PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

90 ONG's piden al fútbol mexicano que no utilice niños para anunciar bebidas azucaradas

H

 

STOP a los niños anuncio en el deporte profesional mexicano si publicitan fast food

PlayGround

22 Junio 2017 11:41

En la previa del partido del pasado domingo entre México y Estados se coló un invitado sorpresa. Sucedió cuando los jugadores saltaron al césped del Estadio Azteca. Colgados de sus manos, 22 niños de entre 8 y 10 años. Y estampado en el pecho de estos últimos, el invitado inesperado del que hablamos: el logo de Coca-Cola.

Niños anuncio en partidos de fútbol, la postpublicidad era esto.


La Alianza por la Salud Alimentaria con la Red por los Derechos de la Infancia (Redim) ha presentado una queja oficial a fin de que la Federación Mexicana de Fútbol y la FIFA dejen de utilizar a los niños para publicitar productos, en especial aquellos alimentaos o bebidas azucaradas vinculadas al fast food que suponen una amenaza para ellos.

“Hay responsabilidad de la FIFA, de la FMF y de la marca. Los refrescos representan un daño a la salud, especialmente para la de los niños, y este caso es un ejemplo claro de la ‘cocacolonización’ de México”, declaró en rueda de prensa Alejandro Calvillo, director de El Poder del Consumidor (EPC). El mismo Alejandro explicó que más de 90 oenegés enviarán una carta al máximo organismo del fútbol internacional para que no vuelvamos un ver un hecho similar, por el que además exigirán que se disculpen públicamente.

En esta misma línea se manifestó Sandra Mejía, integrante de Redim (Red por los Derechos de la Infancia en México), al asegurar que en México se sigue apostando por una publicidad que viola los derechos de la infancia. Y se hace, además, con el aval del gobierno mexicano. “Existe una correlación de las empresas de bebidas azucaradas en su violación de los derechos humanos, y el Estado mexicano, principal responsable de regular estas bebidas para garantizar nuestro derecho a la salud”, dijo Mejía.

Por su parte, Fiorella Esponosa , investigadora de salud alimentaria de EPC, afeó el acto argumentando que este tipo de escenas se producen precisamente cuando el presidente Peña Nieto ha reconocido que en México existe una epidemia de obesidad y diabetes. De hecho, el impuesto a las bebidas azucaradas articulado por su Administración ha demostrado ser eficaz a la hora de reducir el consumo. A tenor de los datos, era una medida necesaria: la última Encuesta Nacional de Salud reveló que uno de cada tres niños mexicanos sufre obesidad infantil.

Con estos datos delante: ¿qué sentido tenía hacer una campaña como la del partido del Tri?

(Vía Sinembargo)

share