Food

Jaden Smith dice que un hotel ha intentado “envenenarlo” y acaba troleado sin compasión

Jaden quiso dejar mal a un hotel en Twitter... pero fue él quién salió peor parado

Este es Jaden Smith, conocido principalmente porque su padre Will Smith nos lo lleva metiendo con calzador desde que el chiquillo es capaz de andar, y vegano desde hace cerca de un año.

Jaden estaba alojándose en el hotel Four Seasons de Toronto por un rodaje en el que está trabajando junto a Cara Delevigne hasta que, el pasado sábado, unas virutillas de queso hicieron que estallara el drama.

"El Four Seasons de Toronto me acaba de hacer querer vomitarme encima".

"Espero que el Four Seasons de Toronto me ponga en una lista de personas a las que no invitar".

"El Four Seasons de Toronto puso queso en mis tortitas, estoy sorprendido de que siga con vida".

"Después me echaron de mi habitación".

Los mensajes poco concretos de Jaden no obtuvieron la respuesta que el esperaba. Si el chaval creía que el pueblo se iba a lanzar a apoyarle, no podía estar más equivocado. La gente se le tiró al cuello por comportarse como un niñato malcriado.

"No estoy seguro de si entiendes cómo funciona un hotel. TÚ vas allí de forma voluntaria. No tienen que ponerte en ningún tipo de lista. Simplemente, no vas".

""Eres vegano, ¿no? Estoy seguro de que a estas alturas ya has leído un buen número de respuestas a tu tuit, ya sabes lo que es la ricotta. ¿Sabes qué más suele haber en las tortitas? Leche y huevos. Hazte un favor y pregunta cuando vaya a pedir comida".

"No lo echaron del hotel, lol, quería quedarse más pero había reservas de otras celebrities de verdad".

"Cosas que has aprendido hoy: ricota es un queso y los hoteles tienen una hora para dejar la habitación. Sigue creciendo y aprendiendo, pequeño chavalín".

Al final, incluso el propio hotel se sumó al troleo. Sacando partido promocional a la situación:

"Tortitas de limón y Ricotta, tan famosas que incluso PageSix habla de ellas".

En defensa del chaval solo diré una cosa: no tenemos ni idea de si pidió específicamente tortitas veganas y le trajeron unas que no lo eran. Es bastante habitual especificar este tipo de cosas cuando encargas comida y que no te hagan ni puñetero caso. Y, en el caso de estas tortitas, he echado un ojo a las fotografías y la ricotta debe estar integrada en la masa, por lo que para cuando uno se diese cuenta ya sería demasiado tarde.

Eso sí, este nivel de drama en mood Escarlata O'hara, "A Dios pongo por testigo que ningún chef volverá a envenenarme" es un poco exagerado. Y probablemente perpetúe la idea de los veganos son unos brasas y los intolerantes a ciertos alimentos unos pupas.

Actitudes así acaban por resultar contraproducentes, haciendo que muchos establecimientos se reboten con los clientes y simplemente ignoren este tipo de peticiones pensando que son más cuento que otra cosa.

Dicho esto, eso no justifica en absoluto que si un cliente pide en un restaurante o un hotel que su comida tenga determinadas condiciones (bien sea por salud, por religión, o por ética) el camarero o el chef sean los que decidan por él.  

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar