Food

Damos respuesta a las 6 preguntas más absurdas sobre comida en Google

Estas son las preguntas más frecuentes que consultamos en Google cuando creemos que nadie nos ve

Esto es un experimento. Un poco absurdo quizás, pero experimento al fin y al cabo. Se trata de sacar a la palestra las preguntas más frecuentes que buscamos en Google a partir de la premisa: ¿Se puede comer…? Dejamos que santo Google termine la pregunta con todas las búsquedas acumuladas en la red y el equipo de PlayGround Food responde con menor o mayor éxito. Es cierto que las preguntas dependerán de tu historial en Internet, así que como más rara sea la pregunta, más raro es tu comportamiento como internauta.

¿Se puede comer… huevo crudo todos los días?

Si no peleas para el título de campeón mundial de los pesos pesados la respuesta es que no hace falta. Comer huevos crudos todos los días aumenta el riesgo de salmonela o de bacterias dañinas para tu cuerpo. Otra desventaja es que son difíciles de digerir si lo comparamos con el huevo hervido o frito. Es una buena base de proteínas, pero hay alternativas más saludables como el revoltillo de tofu o el tofu braseado que aporta más proteínas a tus músculos. Deja que las gallinas corran en libertad y come tofu. Tu cuerpo serrano lo agradecerá.  

 ¿Se puede comer… pollo en Semana Santa?

Si eres católico, apostólico y romano debes saber que el pollo no es menos pecado que otras carnes. No vale escudarse en la carne de pollo como carne menor para dar rienda suelta a tus instintos. Lo sentimos. No es un pecado menor, así que arderás en los infiernos mientras un pollo sin cabeza te persigue. Siempre puedes comer huevo, pero no lo comas todos los días o te remitimos a la primera pregunta y te tocará comer tofu. Todos los caminos llevan al tofu, no a Roma.

Si no eres catóilco, puedes comer pollo en Semana Santa y todas las semanas del resto de tu vida. Nadie te lo impide. Pero ten constancia que los pollos son uno de los animales más maltratados del planeta. Se alimentan con grandes cantidades de antibióticos y medicamentos para mantenerlos con vida bajo condiciones deleznables. Así que no es cuestión de religión, sino de buen criterio.

¿Se puede comer… un moco?

La mucofagia no tiene ningún efecto negativo en la salud, pero tampoco positivo. Es decir, es puro placer hedonista. Hurgar por hurgar. Un paso ratos para combatir el aburrimiento. Nos gustaría poder decir que los mocos contienen vitaminas y minerales solidificados, pero te estaríamos mintiendo vilmente. La única excusa indirecta es que puede ser higiénico para tu nariz. Según el neumólogo austriaco Friedrich Bischinger, "al hurgarnos en la nariz llegamos a sitios inalcanzables para el pañuelo, por lo que queda mucho  más limpia”. Siempre puedes abogar que tu higiene personal es lo primero y así seguir buscando petróleo taladrando tu nariz ante el gentío. Si ves al conductor de un coche deleitándose con el sabor de lo cosechado en su nariz, puedes decirle todo lo aquí expuesto.

¿Se puede comer… pizza caducada?

No, si es una pizza hawaiana con mucha piña. Es cierto que mucha gente prefiere las porciones de pizza del día después. Una cosa es comer una pizza de hace unas horas y otra bien diferente es comer un pizza caducada. No hay que tirar comida, pero no hay que perpetrar un crimen contra tu estómago. Supera el síndrome "cocooning" que te tiene atrapado en las cuatro paredes de tu casa, sal a la calle y compra comida. Si sigues con el mono de pizza, prueba a cocinar una pizza casera con verduras frescas. Y un consejo: tira la pizza caducada o, tarde o temprano, te la acabarás comiendo un domingo de resaca.

¿Se puede comer… aloe vera directamente de la planta?

Es un gran depurativo natural y combate la caída del cabello, pero si lo que quieres es comértela como si fuera un snack hay que cortar la hoja por la base para que repose en un vaso con el corte hacia abajo. Si no lo haces, el aloe vera no pierde el amargor y te puedes quedar con cara de bebé cuando prueba el limón por vez primera. Además, tiene espinas y no es buena idea desgarrarse la garganta. Hablando en serio, los trozos pelados de Aloe se pueden agregar a macedonias o ensaladas para conseguir un toque diferente.

¿Se puede comer… una paloma de ciudad?

Deja que los ayuntamientos acaben sus acciones de prevención de natalidad de palomas en las grandes ciudades. No seas perverso. Sólo faltaría encender una hoguera para asarla en medio de la calle y volver a las cavernas. Además, algunos con muchos mala fe, las llaman “las ratas del aire” porque las palomas de ciudad están infestadas de microbios ¿Eres carnívoro y tienes antojo de ave? Disfruta de un buen insecto alado tal y como recomienda la OMS. Si no crees en la acción del hombre, las gaviotas ya harán el trabajo sucio por ti. Es una cuestión de cadena trófica donde el grande se come al pequeño.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar