PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Francia prohíbe que se regalen bebidas azucaradas en los restaurantes

H

 

Se acabó el 'rellene su bebida las veces que quiera'

PlayGround

02 Febrero 2017 18:40

Se acabó el 'rellene su bebida las veces que quiera'. Francia se ha tomado muy en serio luchar contra la obesidad de los ciudadanos. Las máquinas de vending y las patatas fritas fueron sus primeras víctimas y ahora es el turno de las bebidas refrescantes, que desde el 26 de enero estará prohibido ofrecer rellenados gratis en todos los restaurantes sin distinción.



Las bebidas afectadas son "los refrescos gaseosos y no gaseosos aromatizados, los concentrados de frutas, las bebidas a base de agua, leche, cereales verduras o frutas, las bebidas deportivas o energizantes, los néctares de frutas y verduras y productos similares, porque todas ellas contienen azúcares añadidos o edulcorantes sintéticos”, indica esta ley .

También las cadenas de comida rápida extranjeras se verán afectadas por una ley que quiere “limitar, sobre todo entre los jóvenes” los riesgos de obesidad y diabetes a la par que concienciar de las grandes cantidades que contienen.

Las bebidas azucaradas tienen un impuesto superior en Francia desde el 2012. Y este es otro intento para frenar la obesidad nacional, que crece sin cesar, a pesar de que en las estadísticas el país galo puntúe 15.3%, ligeramente por debajo de la media europea de 15.9%, que encabeza Malta, con un 26% obesos entre su población mayor de 18 años. Cifras estas nada admirables pero todavía lejos del chocante 36.5% de los Estados Unidos.

Sin embargo, el 41% de mujeres y el 57% de hombres franceses entre 30 y 60 años tienen sobrepeso u obesidad según la revista científica Bulletin Épidémiologique Hebdomadaire. Y eso ha sido suficiente para atajar el problema de raíz.

Medidas similares fueron probadas en México, donde en 2014 se incrementó el impuesto de las bebidas azucaradas a un 10% para reducir unos niveles de diabetes que alarman a los expertos. Y solamente tras un año, la venta de estas bebidas bajó un 12%.

También en Nueva York se intentó incrementar una ley para prohibir la venta de estos refrescos en el tamaño gigantesco al que están acostumbrados los americanos. El gobierno del alcalde Michael R. Bloomberg lo intentó en 2012 por activa y por pasiva y, finalmente, en 2013 se rechazó su propuesta.

[Vía Le Point]

share