Food

Trump castigará a los alimentos "made in Europe" para blindar a EEUU

Estos son los 100 alimentos europeos a los que Trump quiere imponer un peaje imposible

Estados Unidos plantea imponer un impuesto del 100% a casi 100 alimentos europeos. La medida cumple con las promesas de proteccionismo del presidente Trump y abren un nuevo capítulo de la guerra comercial entre el país y Europa que ya hace 20 años que dura.

Si bien el motivo inicial fue la ternera hormonada que Europa se negaba a comprar, ahora la lista se amplía a:

-carne y casquería fresca o procesada en forma de embutidos o salchichas de cerdo, ovejas, cabras, caballos, vacas, mulas, pollos, ocas y patos

-queso Roquefort

-cebollas, tomates, zanahorias

-castañas y trufas

-pimentón y salsa de mostaza

-avena

-chicles y gominolas para la tos

-chocolate y achicoria o substitutos del café

-picatostes y pan tostado

-mermelada de frambuesas y de arándanos rojos

-mandarinas satsumas, peras, melocotones y zumos de fruta

-preparados para sopa

-agua mineral o con gas sin azúcar ni aromatizantes

La lista detallada se puede consultar aquí y también incluye 4 productos no comestibles: flores, tallos y ramas ornamentales, fibras vegetales para la fabricación de textiles, motocicletas de baja cilindrada y máquinas para esquilar ganado.

Todos ellos son candidatos a esta subida de impuestos inmediata que se considera un contraataque a la disputa por la interpretación del tratado de comercio transatlántico.

Estados Unidos demandó a Europa en 1996 por vetar la carne de ternera que fuera hormonada con 6 fármacos que propiciaban el engorde rápido, hecho que contravenía los acuerdos comerciales. A resultas de esto, en 1999 se aprobaron unos aranceles punitivos para el viejo continente de manera que se paliasen los 116.8 millones de dólares anuales que Estados Unidos había dejado de ingresar.

Así, las importaciones europeas se vieron afectadas y se redujeron de los 130 millones de dólares en 1998 a 15 millones de dólares en 2007, según un informe del Congressional Research Service que investigó esta disputa por la ternera.

Los pasos que la administración Obama dio en 2009 para eliminar las sanciones procuraran que la UE acceptara hasta 50 mil toneladas de ternera sin hormonar. Pero para los granjeros norteamericanos los costes de los métodos de cría sin estas hormonas son mucho más caros que en países como Australia y Uruguay, que se hicieron con una buena cuota de mercado.

Sin embargo, todo esto no ha calmado los ánimos de los granjeros, que todavía se sienten en una posición desfavorable, ya que la UE tiene un superávit de 136 billones de dólares en la balanza comercial con EE.UU. No es de extrañar que Politico afirme que estén presionando a la administración Trump para que aseste este duro golpe a la Unión Europea.

Por supuesto, las reacciones no se han hecho esperar.

Bern Lange, portavoz en el Parlamento Europeo sobre relaciones comerciales con Washington ha afirmado que “Estados Unidos ya no tiene voluntad de establecer un diálogo sobre este tema”.

Asimismo, Paul Henry, propietario de un negocio de vespas en Portland, Oregón, sentenció que la tasa en las scooters “hará que perdamos nuestro negocio porque algunos granjeros quieren inyectar a su ganado con hormonas. No hay relación lógica”.

El anuncio de la reunión, que solicitaba los comentarios de la ciudadanía, ha recibido 11.500 mensajes de personas y organizaciones que se exclaman ante la maniobra del nuevo gobierno. También el gigante Nestlé ha comunicado su desacuerdo.

Por su lado, el portavoz de la Oficina del Representante de Comercio de los Estados Unidos no ha podido opinar porque su asiento todavía no lo ha ocupado nadie. Donald Trump nominó a Robert Lightizer pero todavía no ha sido confirmado por el Senado.

[Vía Politico]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar