PlayGround utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de navegación. Si sigues navegando entendemos que aceptas nuestra política de cookies.

C
left
left

Food

Chips de medusa: el nuevo snack de laboratorio para combatir el cambio climático

H

 

Un snack light bajo en calorías. ¿Te comerías esto?

rosa molinero

08 Agosto 2017 11:20

Arte PlayGround

En Corea del Sur existe un grave problema: su fauna marina está amenazada de muerte porque la población de medusas está creciendo de manera descontrolada. Pero la ciencia ya está trabajando en ello y de momento han dado con dos soluciones: hacer un batido de medusas para los peces y elaborar patatas fritas de medusa para los humanos.

En Corea del Sur, unos robots llamados JEROS llevan desde 2013 actuando en manada como depredadores de medusas gracias a un equipo del Korea Advanced Institute of Science and Technology. Estos dispositivos flotantes poseen un sistema de localización y una hélice especial para triturar cualquier medusa que sus redes atrapen. Ese batido de medusa se dispersaba en el océano para alimento de otros animales.



Pero ahora un equipo danés quiere que esas medusas no se desperdicien, sino que nos las comamos. Si bien se comen en algunos países de Asia como China, Japón, Indonesia o Corea, curadas en sal y secas y posteriormente hidratadas en un marinado para su consumo, ahora se ha descubierto un método de curación que convertiría a las medusas en el snack preferido de Occidente: las patatas chips.

El aspecto de las patatas de medusa sería una especie de lámina arrugada y transparente, sin mucho sabor ni calorías, puesto que la medusa es agua en un 95%. A pesar de esto, la investigadora en gastrofísica de la Universidad del Sur de Dinamarca, Mie Thorborg Pedersen, que lidera el estudio, afirma que tiene un “potencial gastronómico prometedor”.



¿Será esta la medida definitiva para paliar los efectos del cambio climático sobre los océanos? De ser así, podría salvarnos de las predicciones funestas que se esperan para el 2100: según el Intergovernmental Panel on Climate Change, el aumento de las temperaturas provocarán alteraciones que llegarán hasta las profundidades abisales y afectarán a la cadena trófica. En definitiva, más medusas y menos pescado para alimentarnos.

[Vía Food52]

share