Food

Confirmado: estamos más cerca de poder comer patatas en Marte

Se hace realidad lo que sólo el cine de Hollywood era capaz de imaginar

Las patatas son de los vegetales más resistentes que existen: crecen en los Andes, a miles de metros de altitud pero también a pocos metros de la costa, en suelos congelados y en suelos áridos. No es de extrañar que recientemente se haya confirmado que las patatas también podrán cultivarse en Marte.

El Centro Internacional de la Patata (sí, el CIP existe y es una institución con sede en Perú que trabaja para conseguir la seguridad alimentaria) ha llevado a cabo una serie de experimentos que recrean la atmósfera del planeta rojo y los primeros resultados han sido positivos.

El 14 de febrero de 2016 el primer tubérculo fue plantado dentro de una cámara llamada CubeSat, programada para reproducir las extremas condiciones marcianas y creada por la Universidad de Ingeniería y Tecnología de Lima con las pautas proporcionadas por el Centro de Investigación Ames de la NASA.

El CubeSat tiene en su interior un contenedor con tierra del desierto de Pampas de La Joya, una de las más salinas y secas del mundo, y un sistema de riego que proporciona al tubérculo un agua rica en minerales. Además imita la temperatura y su variación en los días y noches de Marte, así como la presión del aire y los niveles de oxígeno y dióxido de carbono en el aire. T odo estos aspectos se monitorizan y una cámara emite imágenes en directo para controlar la germinación de la patata.

“Esta tierra del desierto peruano es la más parecida a la tierra de Marte”, dijo el investigador de la NASA Chris McKay para el CIP. Y añadió que la investigación “podría tener un beneficio tecnológico directo en la Tierra y un beneficio biológico en Marte”.

Porque el experimento, aparte de lanzar un pronóstico sobre el futuro en otro planeta, también alimenta la esperanza de poder seguir cultivando patatas en las partes del mundo que experimentarán los cambios climáticos más graves.

Para plantarlas en Marte, habrá un proceso que no se podrá esquivar: la labranza. Y se tendrá que hacer de manera que la tierra quede suelta, aireada y añadiendo nutrientes para que el tubérculo pueda crecer.

“Si las patatas pueden tolerar las condiciones extremas a las que estamos exponiéndolas en el CubeSat, tienen muchos números para poder crecer en Marte. Haremos varias rondas de experimentos para saber qué variedades son más aptas”, dijo Julio Valdivia-Silva, investigador del proyecto.

[Vía International Potato Center]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar