Food

Comer sushi es cada vez más peligroso y es culpa nuestra

El anisakis es un parásito que vive en las vísceras de algunos peces

Foto: artista desconocido

Se calcula que, hoy en día, el 30 % de las sardinas pescadas en el océano Atlántico contienen anisakis, un parásito presente en el pescado que puede suponer un riesgo para la salud del ser humano. El contagio se produce al comer pescado crudo, de ahí que Japón y España (conocidos por platos como el sashimi, en el primer caso, y los boquerones en vinagre, en el segundo) sean respectivamente el primer y el segundo países del mundo en casos de contagio. Para matar al anisakis, es necesario cocinar el pescado hasta más de 65 ºC o congelarlo por debajo de los –20 ºC.

Foto: artista desconocido

Hay tres posibles caminos con el anisakis una vez ingerido: o bien no afecta; o provoca náuseas, dolor abdominal fuerte e, incluso, perforaciones en la pared estomacal; o, en el peor de los casos, puede causar una reacción alérgica que, en ocasiones, podría llegar a suponer un riesgo para la vida de la persona infectada.

Foto: artista desconocido

No deja de ser curioso, sin embargo, que la mayoría de casos de infección se deban a negligencia humana. En primer lugar, por no congelar el pescado cuando se sirve sin cocinar. En segundo, por cómo hemos contribuido a expandir la presencia del anisakis en especies que antes no lo tenían, ya que en varias ocasiones se le retiran las vísceras al pescado en el mismo barco y se tiran al mar, donde otros peces (algunos sin anisakis en su organismo) se lo comen. Hay muchas voces que piden que los barcos tengan incineradoras para quemar las vísceras y evitar este problema. En último y tercer lugar, paradójicamente, por la conservación de algunas especies marinas en peligro que, a su vez, son huéspedes naturales del parásito.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar