Food

Animals Australia destapa el escándalo de la venta ilegal de carne de perro en Bali

Confirmado: los turistas están comiendo carne de perro pensando que es pollo

Animals Australia

“Que te den perro por pollo” podría ser un refrán con origen en Bali. Porque, lejos de cualquier metáfora, la realidad es que se ha estado vendiendo carne de perro como si fuera de pollo a los turistas que visitan la isla.

La ofrecen como "satay" o "sate", que generalmente es una brocheta de carne hecha a la brasa remojada con alguna salsa. “Pero los turistas no se dan cuenta que la tienda tiene las letras RW, que significa que allí se sirve carne de perro”, dijo Lyn White, directora de campañas de Animals Australia para ABC.net, quienes han llevado a cabo esta investigación y una campaña para combatir este caso de maltrato animal.

En efecto, las siglas RW pertenece a rintek wu’uk, las comidas que llevan perro (“anjing”). Pero, es más, un investigador de Animals Australia que se infiltró en el negocio de la carne de perro habló con un vendedor que admitió que estaba vendiendo carne de perro, pero luego les dijo a los turistas que era pollo.

 

Cuenta el investigador que “le invitaron a unirse a su mafia para robar, cazar, envenenar y matar a perros. Nada me había preparado para la caza brutal de estos perros en el pueblo. Me concentré en que todo se grabara bien pero era desgarrador escuchar a esos perros… gritando y aullando de terror y dolor”.

Cada día se cazan en las calles perros con o sin dueño, “se meten en jaulas de bambú o sacos de arroz de plástico con las patas atadas y los morros cerrados a la fuerza hasta que los matan”, afirman los activistas. “De esta forma, pueden ir languideciendo durante horas o días sin comida ni agua. Luego los matan de forma brutal uno por uno, delante de otros perros”.

Y de esto no salen dañados solamente los perros, ya que según afirman para The Independent desde la Universidad del Sur de Wales, la carne de perro podría estar envenenada y al consumir aunque fueran pequeños trozos de algún órgano, podría causar náuseas, dolores musculares, respiración costosa e incluso daños en los órganos y los nervios.

El negocio está creciendo a pasos agigantados, tal y como explicamos en este artículo. Pero desde Animals Australia aportan nuevos datos: “cada año se matan siete veces más perros en Bali que en el notorio festival de Yulin, donde se come carne de perro”. En total, se han encontrado hasta 70 restaurantes que ofrecen la carne de perro a sus clientes y la mayoría de los turistas la come sin saberlo.

“La negocio de la carne de perro se salta toda norma sobre la crueldad animal y también las leyes sobre seguridad alimentaria”, añadió White.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar