Food

La foto de cientos de peces muertos en Río avergüenza a las Olimpiadas

Los pescadores han dicho: basta

La imagen que el Comité Olímpico Internacional (COI) no quería que se viera durante los próximos Juegos de Río 2016 es casi irremediable: regatas de veleros esquivando escombros marinos mientras luchan por las medallas.

Foto: imguol.com

La reconocida estampa de tarjeta postal de la bahía de Río de Janeiro esconde toneladas de basura y desagües de cloacas que han convertido en una pesadilla el trabajo de los pescadores de la zona hasta el punto de manifestarse con sus embarcaciones para que los medios internacionales entiendan lo que está pasando.

El periodista valenciano Joan Royo Gual escribe en Sputnik Brasil que “las autoridades nunca tuvieron en cuenta a los pescadores a la hora de diseñar los programas de descontaminación, que han consumido miles de millones de dólares sin apenas resultados visibles. Se prometió al COI que el 80 por ciento de la bahía estaría limpia antes del evento deportivo, pero hace tiempo que los mismos responsables del Gobierno del Estado tiraron la toalla”.

Foto: Leo Correa

La Bahía de Guanabara lleva muchos años en el centro de la polémica. Ni los pescadores más viejos del lugar recuerdan los tiempos dorados donde la fauna marina era abundante y daba de comer a familias enteras. La instalación de empresas petroleras en los ochenta y la mala acción de los gestores públicos ha devastado el ecosistema. En la actualidad, muchos pescadores han dejado su trabajo y los que siguen al pie del cañón, venden el pescado a empresas mayoristas a las que no les importa que esté contaminado con tal de pagar por él unas cantidades irrisorias.

  Foto: Creative Commons License

La organización ecologista "Baía Viva” trabaja en la zona desde hace tiempo organizando acciones para que el ruido mediático llegue donde ellos no alcanzan. La última acción tuvo lugar este martes pasado bajo el nombre de “Calamidad Olímpica”. Desde “Baía Viva” no entienden que la única obsesión de las autoridades sea la salud y la seguridad de los deportistas olímpicos, cuando la situación afecta de una manera más directa a los pescadores que cada día vuelven con las manos vacías por falta de peces.

Crece paulatinamente la sensación de abandono de los pescadores y habitantes por parte de las autoridades locales. Los atletas estarán 15 días. Ellos toda una vida.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar