Food

A juicio por repartir publicidad en un campo de concentración

Folletos de 2x1 en patatas crujientes a las puertas de Dachau. Una idea de… Burger King

Burger King ha estado repartiendo folletos de publicidad a las puertas del antiguo campo de concentración nazi de Dachau. Y se hacía la longuis cuando la fundación a cargo del ahora museo contactaba con la hamburguesera para poner fin a la postal grotesca que hacían sus empleados vestidos de uniforme repartiendo 2x1 de patatas extracrujientes. Finalmente, el museo no ha tenido más opción que llevar ante los tribunales a la cadena de comida rápida para detener esta iniciativa de márketing de dudosa ética.

“El monumento es un lugar de luto y un cementerio para muchos visitantes. La publicidad no es compatible con la dignidad del lugar”, dijo para Die Welt el director del museo, Gabriele Hammermann. “Es un acto irrespetuoso”, añadió.

Por su lado, la multinacional ha entonado el mea culpa y ha ordenado retirar la campaña de esa zona. Pero según informa Die Welt, todavía hay trabajadores repartiendo panfletos.

No es la primera vez que un campo de concentración recibe una visita indeseada. En 1996, Dachau tuvo que presenciar cómo McDonald’s dejaba su publicidad en los parabrisas de los coches aparcados allí.

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar