Food

Valencia prohíbe la cruel tradición de prender fuego a las astas de los toros

En un país donde los toros son religión se ha ganado la primera batalla contra una de sus mayores barbaries.

Getty

Julio empieza bien para los animalistas valencianos.

El ayuntamiento de esta ciudad española ha puesto fin a los festejos que maltratan a los toros por puro entretenimiento. Y no se prevé discutirlo con los que apoyan a esta práctica cruel, porque el bienestar animal no es negociable.

La iniciativa  pretende “no favorecer ni permitir actividades que supongan maltratar a los animales”.

Así lo declaraba para El Mundo la concejala de Bienestar Animal Glòria Tello, del grupo municipal Compromís, que ha recibido el pleno acuerdo de la Junta de Gobierno para prohibir a partir de este 1 de julio los conocidos como “bous embolats”, en los que se prende fuego a las astas del animal, y los “bous en corda”, en los que la diversión es atar con cuerdas al animal y conducirlo por las calles del pueblo mientras la gente corre a su lado.

Además, se dejará de subvencionar a las escuelas de tauromaquia.

Varias entidades veterinarias y otros profesionales han respaldado la decisión del Ayuntamiento con un informe que determinaba que aunque no se cause la muerte del animal, estas actividades “constituyen un maltrato muy severo”.

De todos modos, este año todavía se podrán celebrar las actividades que ya estaban pagadas.

Para saber más sobre el estado de la cuestión de las festividades con toros en España, cabe consultar este artículo que escribimos hace unos meses.

[Vía El Mundo]

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar