Food

La siniestra tradición que perdura si un toro mata al torero en la plaza

Una recogida de firmas pretende poner fin a la superstición más desconocida y sangrienta de la tauromaquia

De todas las tradiciones sin sentido que perviven en el siglo XXI hay una particularmente deleznable: la tauromaquia. Las corridas de toros y toda la parafernelia supersticiosa que las rodea, entre la que se cuenta un rito más siniesto si cabe: el de asesinar al toro y a toda su familia cuando un diestro muere en la plaza.

Sobre la casta de esa familia, además, cae como una especie de maldición y desprestigio que los taurinos creen a pies juntillas. Según esa creencia, encarnizarse con la familia del animal se debe a que la agresividad que ellos ven en el toro que atizan y provocan para su entretenimiento se transmite genéticamente.

Es decir, por si no fuera suficiente con lucrarse a costa de la muerte de los toros, hay que acabar con toda su descendencia y con su madre, no vaya a ser que otro torero que se la juegue delante del animal, quede mal herido por las astas del mismo animal.

Por suerte, las voces animalistas no se callan y ya se ha iniciado una campaña en Change para poner fin a esta tradición atroz.

Tags:

¿Te ha gustado este contenido?...

Hoy en PlayGround Vídeo:

Ver todos los vídeos

Hoy en PlayGround Video



 

cerrar
cerrar